El arte de coser

26/01/2011

Sin duda alguna uno de nuestros mayores genios de la moda fue y será Balenciaga. Muchos lo consideran el creador del arte en la alta costura. No es para menos. Innovador como pocos también dominaba el arte de la costura, tarea que no cualquier diseñador puede desempeñar. La mismísima Coco Chanel llegó a decir «es el único de nosotros que es un verdadero costurero».

Desde pequeño empezó a mostrar interés por la ropa y las telas, y pasaba el rato copiando bocetos de los grandes diseños que veía. A los trece años tuvo la suerte de conocer a la Marquesa de Casa Torres, quien, ante el afán que aquel, entonces, muchacho mostraba por aprender el oficio de modisto, decidió ponerlo a prueba para ver hasta dónde llegaba su talento. Con un simple trozo de tela y un vestido de la Marquesa, Balenciaga demostró lo lejos que podía llegar. Y aquel diseño la dejó tan satisfecha que desde ese día se convirtió  en mecenas de Balenciaga.

Y así fue abriéndose camino y en el año 1914 abrió su primera tienda en San Sebastián, a la que le seguirían otra en Madrid y otra en Barcelona. Irónicamente, su expansión al país francés se debió al estallido de la Guerra Civil española, que obligó a cerrar sus tiendas en España y emigrar a París. Y así, en 1937 abrió su primer taller. El hecho de haberse instalado en la capital francesa fue el empujón que necesitaba para darse a conocer internacionalmente.

En los años 50 es cuando empieza a ser realmente reconocido. A partir de ese momento su creatividad se dispara, y sus primeras señas de identidad como modisto (línea de hombros caídos, cintura pinzada y caderas redondas) empiezan a evolucionar.

El estilo de Balenciaga fascinó a grandes personalidades, desde actrices hollywodienses de gran renombre como Greta Garbo o Marlene Dietrich, hasta la Familia Real Española.

Hasta el 19 de febrero, el Queen Sofía Spanish Institute acoge «Balenciaga: Spanish Master», con una selección de 70 piezas creadas por el diseñador. Si tenéis un viaje previsto a Nueva York, os animamos a que la visitéis. Podéis encontrar en Iberia.com las mejores opciones de vuelos a Nueva York.

Foto | dovima_is_devine_II