El susto de Catalina la Grande

22/02/2011

Catalina la Grande, fue la emperatriz rusa que, durante 34 años de reinado y gracias a su mecenazgo, hizo evolucionar el arte en Rusia. Ella inició la colección de cuadros que acabaría formando lo que hoy es parte de la ingente colección del Museo de L’Hermitage de San Petersburgo. Al término de su reinado, contaba ya con 3.000 cuados, casi 7.000 dibujos, más de 70.000 grabados y 10.000 piedras talladas, sus favoritas.

L’Hermitage hoy es una de las las pinacotecas más completas del mundo y, entrar en ella, implica perder la noción del tiempo e incluso el sentido común. Nos ofrece paseos ante miles de piezas que abarcan todas las épocas, estilos y modalidades: antigüedades romanas y griegas, arte oriental, piezas arqueológicas, cuadros y esculturas de la Europa Occidental, arte ruso… Recorrer las salas del imperial Palacio de Invierno -edificio principal del complejo que compone el museo- significa no poder siquiera pestañear: no es posible mediar palabra.

Si hoy Catalina II levantara la cabeza se quedaría anonada. Ver que, parte de las obras de arte que solían cobijarse bajo el techo de un lujoso palacio, dormirán a partir de ahora en  una estructura vanguardista que se asemeja a una nave espacial, resultaría un tanto chocante.

La capital lituana de Vilna, próxima Capital Europea de la Cultura, acogerá un museo  con algunas piezas de la colección de L’Hermitage de San Petesburgo y  compartirán protagonismo con otras procedentes del Museo Guggenheim de Nueva York. El nuevo museo sorprende por su trazo arquitectónico. Recuerda a la ilusión de Michael Bay en su película La Isla -Scarlett Johansson y el camaleónico Ewan McGregor-.

El artífice de este futurista diseño es el estudio saudí Zaha Hadid. El edificio inspira movimiento, fluidez y luminosidad. Da la sensación de estar suspendido por un finísimo hilo que une el cielo y la tierra. Y sus líneas curvas dan la sensación de una grandeza aún mayor.

  • Se puede llegar a Vilna en coche aterrizando en el aeropuerto de Varsovia, ciudad que Iberia conecta con 3 vuelos directos cada semana desde Madrid (lunes, viernes y sábados).
  • Iberia vuela a San Petersburgo durante la temporada de verano. El resto del año se puede volar a esta ciudad vía Moscú.
  • En la web de Iberia podrá encontrar vuelos económicos marcando en su búsqueda la opción «soy flexible en fechas».

Foto | Zaha Hadid