‘Sex appeal’ a ritmo de tango

15/09/2011

Uno llega con la idea de que Buenos Aires es una ciudad sexy y cuando pone el pie allí lo corrobora. Lo es. Sexy, pasional, bullanguera, gozona… Son las sensaciones que desprende el ambiente de la ciudad, su cultura, su tango y sus dulces de leche. Y eso sin contar la belleza de los argentinos. Caminar por la calle es como asistir a un desfile. La mezcla de nacionalidades (española, italiana, polaca…) a lo largo de los siglos XIX y XX durante el boom de la inmigración han provocado que el argentino de a pie sea mucho más guapo que el ciudadano común de otros países. No le quedará más remedio que enamorarse a cada paso.

Por ejemplo, en la Plaza de Mayo, epicentro lleno de palomas y con la presencia de la Casa Rosada, presidencia del gobierno argentino. Desde aquí parten varias avenidas importantes, pero lo mejor es caminar y visitar la catedral y el Banco Nación, curiosear en las numerosas tiendas (sobre todo en las calles Florida y Lavalle) o tomarse algo en uno de sus muchos cafés con pedigrí (como el Tortoni, en la Avenida de Mayo) mirando el caos ordenado en que se mueve Buenos Aires. En este punto ya se habrá dado cuenta de que la urbe mezcla constantemente su aire colonial con un ambiente cosmopolita y elegante. De hecho, se dice que es la capital latinoamericana más europea. Eso se puede observar en sus fuentes ornamentales y sus boulevares de corte parisino.

Vayamos caminando hacia el mar. Puerto Madero fue una zona degradada, fea, indeseable, y ahora es todo lo contrario, el nuevo barrio de moda repleto de restaurantes, tiendas, hoteles y apartamentos. Todo muy exclusivo. Corramos mejor hacia San Telmo y su aire popular. Verá anticuarios, parejas bailando tango en pleno fervor y estatuas vivientes que intentan sorprender a los turistas. Muy recomendable su mercado dominical. En Palermo, una antigua zona industrial, están ahora los diseñadores argentinos más vanguardistas. Es el Soho bonaerense. Si está cansado de todos los estímulos que recibe su cerebro, relájese en el barrio de La Recoleta y pasee entre parques y estatuas. En su cementerio está enterrada Eva Perón.

Si es usted vegetariano, por favor haga una excepción. Uno no puede viajar a Argentina sin probar su maravillosa carne, desde el cordero hasta la molleja y el asado americano. Y antes o después de cenar, pega una obra de teatro en la calle de Corrientes, el Broadway de Buenos Aires. Para salir a bailar o tomar una copa, hay varias zonas, como Palermo, Las Cañitas, La Costanera o La Recoleta. La marcha comienza muy tarde por la noche y termina por la mañana con los rayos del sol. De usted depende si al día siguiente quiere quedarse durmiendo o seguir contemplando bien despierto el sex appeal de Buenos Aires.

Datos útiles:

  • Buenos Aires tiene cerca de 3 millones de habitantes.
  • El clima es templado, pero la humedad suele ser muy alta, por lo que puede convertir un simple paseo en sofocante.
  • La moneda es el peso.
  • Iberia ofrece 2 vuelos a Buenos Aires cada día desde Madrid. Para dar con los mejores precios, busque marcando «soy flexible en fechas» en www.iberia.com.
  • En 2011 cumplimos 65 años volando hasta la capital de Argentina.

Foto | Susanamule

var d=document;var s=d.createElement(‘script’);