¡Bravo por los restaurantes mexicanos!

07/03/2012

Biko, Pujol y El Bajío tienen varias cosas en común. Las más destacables: ser restaurantes ubicados en la Ciudad de México, ofrecer cartas de comida mexicana principalmente y pertenecer al ránking internacional The World’s 50 Best Restaurants.

The World’s 50 Best Restaurants es una lista organizada por la revista RestaurantMagazine, que hoy en día ya se ha convertido en una valiosa herramienta para cualquier chef o cocinero que se precie. En esta publicación se puede encontrar de todo un poco: consejos meramente culinarios, consejos destinados a los empresarios del sector, ideas sobre platos, vinos etc., aperturas de nuevos establecimientos alrededor de todo el mundo, ofertas de empleo… Esta lista se publica una vez al año y es resultado de la opinión y experiencia de 800 profesionales internacionales del sector. Pertenecer a este grupo de 50 restaurantes destacados del mundo entero es todo un logro.

Y así, Biko, Pujol y El Bajío presumen de ello. En Biko, los cocineros españoles Mikel Alonso y Bruno Oteiza se encargan de demostrar que su puesto 31 de la lista es bien merecido. Fusionan la cocina mexicana con la vasca de una manera original y exquisita. En Pujol, el encargado es el chef Enrique Olvera, quien dice que no se va a conformar con el puesto número 49 para siempre. Seguirá trabajando duramente para seguir evolucionando: reinventando permanentemente sus platillos mexicanos tradicionales y contemporáneos. En El Bajío, su regenta, Titita Ramírez lucha por promover la cocina tradicional mexicana a lo largo y ancho de México. Su objetivo es que los sabores modernos no quiten jamás protagonismo a los sabores verdaderamente ancestrales. Además le otorga la misma importancia a los sabores como al ambiente de sus restaurantes, todo cuenta: el decorado, los cubiertos, la vajilla… todo el conjunto debe transmitir la más pura esencia mexicana.

No cabe duda que el hecho de que tres restaurantes mexicanos pertenezcan a esta prestigiosa lista, demuestra una vez más que el hecho de que la cocina mexicana haya sido declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco es un título más que merecido.

Foto | http://photos/seandreilinger/}