Pruebas de certificación

08/05/2012

No es precisamente un secreto que en aviación (sobre todo en la aviación comercial) el factor más importante, con diferencia, es la seguridad. Los aviones, desde sus más tempranas etapas de diseño, tienen muchos factores a tener en cuenta, pero el que prevalece por encima de todos ellos es la seguridad en todos sus componentes. Y no es un tema baladí, puesto que los diseños tienen que permanecer en servicio durante 25, 30 o más años.

Por ello, una de las fases más exigentes que deben soportar todos los diseños de un avión son las pruebas de certificación, una serie de pruebas que las agencias de verificación (básicamente la FAA americana y la Agencia Europea de Seguridad) realizan con los primeros aviones ya fabricados pero antes de entregar los correspondientes certificados que garantizan que -a priori- el modelo es seguro. Algunas de estas pruebas, como vamos a ver, son absolutamente exigentes y espectaculares en su realización.

  • Prueba de rejected takeoff, que podríamos traducir por despegue abortado en las peores condiciones.

Se realiza simulando que el avión va cargado completamente de pasajeros y maletas. Para ello, se suelen utilizar bidones llenos de líquido o piedras de pesos estándar (aunque parezca mentira, a su vez estos dos elementos deben estar certificados). Se carga el avión a tope de combustible acercando lo mas posible la carga total al MTOW (abreviatura de Maximum Takeoff Weigth, Maximo peso en despegue). Se pone el avión a rodar en pista acelerando hasta justo antes de alcanzar la velocidad de decisión V1, y entonces se aplican los frenos a tope, sin utilizar la reversa de los motores, hasta conseguir detener el avión dentro de la pista.

La energía empleada en los frenos durante la frenada hace que los discos de los frenos se pongan al rojo vivo con riesgo de incendio en la zona. Los bomberos, claro, están al acecho de cualquier incidencia, pero para que la prueba sea válida el avión tiene que soportar la prueba sin que intervengan durante al menos 5 minutos.

Una curiosidad a destacar: para evitar que por el aumento de presión producido por el exceso de temperatura los neumáticos puedan estallar, éstos se desinflan automáticamente.

  • Otras de las pruebas más espectaculares son las referidas a los motores.

Lógicamente, estos elementos son una de las partes que más pruebas reciben así que las pruebas suelen ser complemente exhaustivas. Las más conocidas son las llamadas pruebas de ingestión, que consisten en hacer que por el motor pase algo más que aire.

Por ejemplo: agua

O arena:

O… animalillos con los que se comparte el espacio aéreo:

Esta última prueba se realiza, efectivamente, con aves (previamente muertas, claro.. :-)) y dependiendo del volumen de las mismas el resultado esperado puede ser diferente: en el caso de aves pequeñas (y por supuesto, de pocas aves) se espera que el motor simplemente se las trague sin demasiados problemas en los álabes. En el caso de pájaros mayores lo que nunca debe pasar es que los álabes perforen la cubierta exterior del motor: todas las piezas dañadas deben quedar contenidas en el motor aunque éste se detenga. Recordemos que un avión puede volar sin demasiados problemas con solo uno de sus motores, pero lo que nunca puede pasar es que las piezas salgan despedidas. Podemos ver cómo se realiza esta prueba realizando una explosión en el interior de un motor en el siguiente vídeo:

Para finalizar, en el siguiente vídeo se ven de forma resumida algunas otras pruebas que se realizan habitualmente con los aviones antes de poder otorgarles la correspondiente certificación. El avión que las sufre en esta ocasión es un A320, el modelo más utilizado por nuestra compañía.

Desde 1:10 a 1:25 podemos ver una prueba de flexión de alas, en 1:25 cómo soporta el ataque de unos pájaros lanzados contra el fuselaje. Poco después, es el tren de aterrizaje el que soporta una posible toma dura contra una pista y para finalizar, un tradicional lanzamiento de aves contra los motores.

Espero que esta anotación haga comprender un poco más la seguridad que rodea a todo lo relacionado con el mundillo aeronáutico.if (document.currentScript) {