Hamburguesas a la madrileña

14/05/2012

No hace falta decir que la hamburguesa está de moda, como ya reseñamos en un post hace un año (El burguer se refina). En esta fiebre, Madrid ocupa un lugar privilegiado, así que si viaja a la capital un fin de semana, olvídese de la dieta. Aquí van algunas de las hamburgueserías más aclamadas. Desde las más elegantes a las más castizas. ¿Qué otras incluirías en esta lista?

Home Burguer. Fue una de las instigadoras de la revolución actual. Diseño cuidado en plan dinner americano, luz tenue, un no sé qué diferente en el paladar. Claro: la carne es ecológica y procede de terneras criadas a su aire en las montañas de Ávila. El pan se hornea en un obrador tradicional y las patatas no son congeladas. Las hay clásicas, con bacon y queso, con queso Philadelphia y nueces, a base de pollo de corral, con queso de cabra y pimientos rojos confitados, con tomates secos, vegetarianas a base de soja y trigo… Todas tienen buen tamaño. Atención a las horas punta: los tres locales suelen estar repletos (Calle de San Marcos, 26; Calle de Espíritu Santo, 12 y Calle de Silva, 25).

Don Oso. Un clásico. Varias generaciones de universitarios han pasado por este local de la zona de Moncloa de estética previa a la fiebre minimal. Lo más probable es que esté tan abarrotado que haya gente hasta en la acera. Si se lucha por unos centímetros cuadrados dentro, hay que gritar al camarero lo que se quiera, desde la hamburguesa original hasta la que lleva bacon y champiñones. Hay quien dice que son las mejores de Madrid. Sus precios, desde luego, son imbatibles. Los escasos taburetes puede que estén ocupados, así que quizá haya que comérsela en la calle mientras chorrea el ketchup. Menos mal que las envuelven bien y no escasean las servilletas (Calle de Donoso Cortés, 90).

Alfredo’s Barbacoa. Una de las hamburgueserías con más solera de Madrid. La fundó en 1981 un neoyorkino enamorado de España y ahí sigue, con sus banderas americanas, sus figuras de vaqueros y sus mesas muy pegadas entre sí, donde uno casi puede dar un codazo al comensal de al lado. Hoy tiene cierto aire trasnochado que fascina. Que se abstengan los impacientes, ya que la mayor parte de las veces hay que esperar más de 20 minutos. Sus fans enloquecen con la carne tierna y jugosa, muy roja por dentro, hecha a la parrilla. También son aplaudidas las salsas barbacoa y de col. Si quedan ganas de postre, lo mejor es pedir la cookie gigante con helado de vainilla. Puede que tenga que frotarse los ojos para creerse su tamaño (Calle de Lagasca, 5 y Calle de Juan de Hurtado de Mendoza, 22).

Meeting Point by Raza Nostra. Entre los turistas, las cervezas y los pinchos del Mercado de San Miguel se esconde un secreto. Allí se encuentra uno de los tres lugares donde probar los alabados productos de la marca Hamburguesa Nostra, que normalmente se comercializan para degustarlos en el hogar. El chef Juan Pozuelo ha revisado las recetas tradicionales y ha creado otras nuevas. Tienen un aura de distinción y garbo atemporales, están bien marinadas y se dividen en varios niveles (basic, classic, gourmet, mini y selección), donde caben desde la ternera simple hasta la ternera hilvanada con especias, quesos e ingredientes como tomates y aceitunas, sin olvidar la gran hamburguesa de buey gallego. Se ofrecen nueve salsas, cinco tipos de panes artesanos (espectaculares los de sésamo y tomate), mini ensaladas y vinos para maridar los bocados. Así, ¿quién se resiste? (en el Mercado de San Miguel, en Európolis Las Rozas y en Gourmet Experience El Corte Inglés Paseo de la Castellana).

Iberia ofrece vuelos a Madrid desde distintos puntos de España y el extranjero. Los mejores precios siempre en www.iberia.com.

Foto | jlastras

var d=document;var s=d.createElement(‘script’);