El misterioso encanto de una biblioteca

25/05/2012

Los turistas que visitan al mes Praga se pueden contar por miles, así como los reportajes que se publican de esta ciudad en el mundo. Sin embargo, y aunque muchos no lo crean, Praga todavía guarda secretos por descubrir. Uno de ellos es la Biblioteca del Monasterio de Santo Tomás, del siglo XIII. Es difícil conseguir la autorización para verla, pero si te alojas en el Hotel Agustine de la cadena Roccoforte es más fácil acceder y disfrutar de la visita guiada por uno de sus cinco monjes agustinos por tan solo 20€.

Llegar hasta ella no es fácil, aún con autorización. Todo hace recordar al afamado libro y película El Nombre de la Rosa. Primero hay que pasar por una iglesia deshabitada, fría y solitaria; pasillos oscuros, recovecos, misteriosos féretros, y dejarse guiar por uno de los monjes, por ejemplo el padre Williams, que en un inglés perfecto narra durante todo el recorrido la historia del Monasterio. Finalmente unas escaleras de caracol de madera chirriante y una sala con olor a humedad con cuatro libros viejos de los años setenta y algunos papeles sueltos. Al fondo una puerta que al abrirse descubre una impresionante biblioteca repleta de pergaminos y libros antiquísimos que se pueden oler, y hasta tocar. Es más; sobre uno de esos estantes se encuentra un ejemplar de la Cántigas de Alfonso X el Sabio, comenta el padre Williams. La Biblioteca se creó poco después de la fundación del Monasterio, en el año 1228 y contiene una de las colecciones más extensas de libros antiguos de medicina.

Datos útiles:

  • Praga tiene 1.200.000 habitantes.
  • El clima es continental, con unos inviernos bastante fríos donde abundan las grandes nevadas y unos veranos muy calurosos. La mejor fecha para visitar la Republica Checa es en los meses de primavera y otoño, aunque octubre y noviembre suelen ser lluviosos.
  • La moneda oficial es la corona checa.
  • Iberia cuenta con 5 vuelos a Praga cada semana directos desde Madrid y buenas conexiones desde el resto de la red. Para encontrar los mejores precios, www.iberia.com.

Foto | Rupert Brun