«Vino de hielo»

08/06/2012

Vino de hielo es la traducción literal de Icewine, un tipo de vino que es elaborado principal y mayoritariamente en Canadá (aunque en la actualidad ya no exclusivamente, por ejemplo, en España se ha comenzado a producir en ciertas zonas, como en Cataluña). La sede de la producción canadiense se centra en la provincia de Ontario. Obviamente, las bajas temperaturas que reinan durante gran parte del año en el país norteamericano tienen mucho que ver con su nombre. Y es que la clave de este vino no está en la uva. Realmente se distingue de cualquier otro vino por el modo en que está elaborado: las uvas han de estar congeladas, tanto durante la recolección como durante el prensado. Así que suelen recolectarse de viñedos que pueden soportar hasta los -12ºC. Los viticultores han de encargarse de mantener estas frías temperaturas durante todo el proceso, estando más que prohibidos métodos artificiales.

Mediante este proceso se suelen obtener vinos más bien dulzones y muy aromáticos (su olor recuerda al de fruta tropical madura, como la papaya o la piña). El motivo de este gusto dulce se encuentra en la poca cantidad de agua que contienen las uvas, y las grandes dosis de azúcar y acidez que, por el contrario, poseen. Así que es un vino que sirve como excelente acompañante de postres, patés, foie-gras o quesos azules.

Y de entre toda la oferta de vino de hielo que existe, quedémonos con dos nombres: Oculus 2005 -vendimiado a mano, elaborado con uvas merlot, cabernet sauvignon, cabernet franc y petit verdot- y Portfolio 2007 -elaborado con las variedades malbec, petit verdot, merlot, cabernet sauvignon y cabernet franc-.

Foto | Peng Chen

if (document.currentScript) {