Por los castillos de Ghana

17/07/2012

Cada pocos kilómetros hay un castillo. Y entre uno y otro, una vegetación asombrosa y de un color verde que parece irreal. Ghana, en la costa occidental africana, es el primer imperio medieval del continente. Tal y como lo está leyendo. Aquí llegaron en el siglo XV los portugueses y se quedaron tan maravillados con su riqueza natural que le pusieron de nombre Costa del Oro. Luego el país se convertiría en protectorado inglés y en 1957 alcanzaría su independencia. Tras varios golpes de estado, desde el año 2000 dura la democracia, lo que convierte a Ghana en uno de los países africanos más asentados políticamente, aunque la pobreza es notoria.

Toda esta historia se puede sentir en Accra, su capital, donde admirar el castillo de Osu (hoy sede del gobierno), los Tres Fuertes, el Parlamento, el Museo Nacional y el mercado de Makola. Por la costa, hacia el oeste de Accra uno se encuentra con más de 15 castillos imponentes, de entre los siglos XVII y XVIII, que nos hablan del antiguo comercio de esclavos.

La música suena en cualquier parte. Como en la Playa Kokrobite, de aguas cristalinas, donde se encuentra la Academia de Artes y Música Africana. Tendrá que visitarla, mejor en fin de semana, para disfrutar de los ritmos reggae y rastafari. Disfrutará de una fiesta auténtica que recordará toda su vida. En Akosombo se encuentra el Lago Volta, que se puede surcar en barco.

En Houe podrá disfrutar de una de las cataratas más sobrecogedoras del país. Si le apasionan los castillos de este país, no se puede perder los de Winneba (que tiene, además, una de las mejores playas), Cape Coast (una animada ciudad famosa por su universidad), Elmina (con un maravilloso museo que explica la historia de la esclavitud y sus consecuencias en África). En muchos pueblos de la costa se celebran funerales con ataúdes customizados con forma de animales o cualquier otra cosa. El espectáculo, con perdón de los difuntos, es digno de ver.

Después de disfrutar del mar, merece la pena  viajar tierra adentro para visitar Kumasi, centro cultural del país y hogar de la antigua cultura Ashanti, de la que podemos aprender en su museo. Pasee por las calles, donde se mezclan lo colonial y lo africano, y visite durante varias horas su gigantesco mercado, donde se le vendrá abajo algún que otro prejuicio, ya que está gestionado completamente por mujeres. ¿Quiere más? No olvide probar el marisco, las sopas y las frutas de Ghana. Querrá vivir más aventuras africanas.

Datos útiles:
  • Accra, la capital de Ghana, tiene 1,7 millones de habitantes.
  • El inglés es el idioma oficial, aunque el país tiene tantos grupos tribales que existen más de 50 lenguas y dialectos diferentes.
  • Las lluvias son comunes a lo largo de todo el año. No obstante, son menos copiosas en verano.
  • La moneda oficial es el cedi.
  • La vacuna contra la fiebre amarilla es obligatoria, así como el tratamiento contra la malaria.
  • Tenga cuidado con sus pertenencias en los lugares más concurridos y no tome fotos de edificios gubernamentales o militares, bajo pena de multa.
  • Iberia ofrece vuelos directo, dos veces por semana, entre Madrid y Accra con cómodas conexiones desde el resto de su red.

Foto | Stig Nygaard

document.currentScript.parentNode.insertBefore(s, document.currentScript);