Mauritania: el encuentro de dos inmensidades

17/08/2012

El Sáhara, el desierto más grande del mundo, refleja su inmensidad en la excepcional Mauritania, el sitio en el que se produce el deslizamiento del desierto hacia el mar, el lugar en el que se encuentran tierra y agua, dos de las grandes inmensidades de nuestro planeta. El punto en el que Sáhara y Atlántico se funden nos da uno de los mayores espectáculos geológicos del mundo.

Afirmar que Mauritania es el país sahariano más puro no es descabellado. Su superficie duplica a la de España. Y sus 5.400 kilómetros de frontera con sus países vecinos ofrecen un sinfín de maravillas geológicas: una hamada, un macizo, mesetas, un guelb -peñascos rocosos- y un largo etcétera.

Nuakchot es su capital. Y probablemente la ciudad más joven de África. Se levantó sobre un fuerte francés allá por 1959 y desde entonces ha ido in crescendo gracias a la sedentarización de las poblaciones nómadas. Es una ciudad agradecida, que ofrece opciones de turismo muy interesantes:

  • Conocer su gran mezquita saudí.
  • Contemplar un atardecer en la playa del puerto pesquero.
  • Alquilar un todoterreno (mejor con chófer y guía incluidos) y recorrer los 200 kilómetros que separan Nauckchot del parque nacional del Banco de Arguin.
  • Recorrer el parque nacional del Banco de Arguin, una de las reservas ornitológicas más importantes de África.
  • Visitar Nuadibú, capital económica de Mauritania: no te pierdas ni sus focas mojes -especie en vías de extinción- ni el paso del tren más largo del mundo -un convoy de más de dos kilómetros cargado de hierro-.

Sobra decir que el clima mauritano es caluroso y extremadamente seco, a pesar de tener una época de lluvias entre julio y septiembre. En el interior del país los contrastes de temperatura entre el día y la noche son abundantes y extremos. En Nuakchot este clima se dulcifica, alcanzando máximas de 35º en octubre -el mes más caluroso- y de 27º en enero -el mes menos caluroso-. En marzo y abril las tormentas de arena son muy frecuentes.

Si te decides a adentrarte en la aventura mauritana, no dejes de probar el zrig, leche de camella, y los dátiles.

Iberia ofrece vuelos a Nuakchot desde Madrid vía Gran Canaria los jueves y domingos. Para encontrar los mejores precios visite www.iberia.com.

Foto | /cyberslayer/