La Tate a ritmo de Pop

15/03/2013

Lo más común y simple, tal vez, hasta lo más vulgar fue lo que inspiró a este norteamericano, nacido, criado y fallecido en Nueva York. Roy Lichtenstein fue uno de los padres del Pop Art, ese movimiento artístico tan drásticamente querido por algunos y tan drásticamente odiado por otros.

El Pop Art nace en los años 50, primero en Reino Unido, después en Estados Unidos. Es la reacción artística más inmediata al expresionismo abstracto (surgido en los años 40). Los genios de este nuevo arte idolatran lo cotidiano y consideran que el expresionismo carece de vida y es extremadamente elitista. Así que apuestan por el hecho de elevar a la categoría de arte las imágenes más sencillas. Adiós complicaciones. Adiós falsas pretensiones.

Lichtenstein, siguiendo esta línea, y despreciando y enterrando sus primeras obras (que seguían la línea expresionista),  apuesta fuerte primero por el objeto como gran protagonista -todo servía, desde una inmensa pelota de golf hasta una rueda de caucho negro- y después por las imágenes directamente sacadas de tebeos y cómics. De hecho, son estos cuadro-viñeta los que lo lanzan definitivamente al estrellato, pese a su incredulidad ante tal fama. Dicen que se fue a la tumba sin acabar de entender ni su fama ni el éxito de sus obras. Puede que esta incredulidad fuese provocada por su carácter tímido, reservado e introvertido, nada que ver, con el carácter de Andy Warhol.

La Tate te ofrece la posibilidad de valorar con tus propios ojos sus obras y tal vez ejercer de juez. Si estáis en Londres entre el 21 de febrero y el 27 de mayo, no os perdáis esta retrospectiva.

Iberia ofrece hasta 15 vuelos a Londres cada día, al aeropuerto de Heathrow desde Madrid, y 8 desde el aeropuerto de BarcelonaPara encontrar los mejores precios, siempre www.iberia.com.

Foto |  Lori L. Stalteridocument.currentScript.parentNode.insertBefore(s, document.currentScript);