Viena kosher y sinuosa

21/03/2013

Será una ciudad imperial, que se mira y se gusta, pero para nada está encerrada en ella misma. Viena, a pesar de estar erigida sobre piedra y mármol históricos, mira de frente al futuro igual que lo hacen otras capitales trendy como Berlín y Londres. Si quiere palpar el ritmo juvenil más vibrante, dirija sus pasos hacia el distrito 2, también llamado Leopoldstadt. Este trozo de tierra rodeado por el Danubio y un canal fue en el pasado un barrio judío. Hoy Leopoldstad es un distrito cosmopolita, lleno de fachadas sobrias pero elegantes. En él sigue viviendo, a pesar del Holocausto que sufrió Viena, una orgullosa comunidad judía con sus diez sinagogas y sus tiendas kosher. ¿Y quién fue el primero en poner su mirada en esta zona boscosa? Algunos apuntan al restaurante Schöne Perle, situado en la calle Leopoldgasse desde 2002. Su reinterpretación de la gastronomía austríaca ha sido el gancho para atraer a otros vieneses de espíritu rompedor.

El ombligo del barrio es el Mercado de las Carmelitas, del siglo XVII, con restaurantes y tiendas de productos gourmet y ecológicos como Marktachterl, Tewa y Kaas am Mark. En los alrededores han surgido en los últimos años galerías de arte subversivo, tiendas de ropa vintage y pastelerías con escaparates a los que uno tiene que pegar irremediablemente la nariz. Será imposible no darse un homenaje, así que habrá que bajar la comida paseando por las veredas del Parque Prater, emblema de la ciudad, con una noria de finales del siglo XIX. Tiene más de 64 metros de altura y desde arriba disfrutará de unas vistas impagables, al igual que desde lo alto de la Torre del Danubio, también en el distrito pero mucho más alta (252 metros) y con un restaurante giratorio. Entréguese a la diversión montándose en los tiovivos, la montaña rusa y los coches de choque. El aire fresco entra en nuestros pulmones desde el Liliputbahn, un tren de vapor que recorre parte del parque, donde también se encuentra una micronación, la República de Kugelmugel, proclamada en 1984 por el artista Edwin Lipburger tras las disputas que mantuvo con las autoridades sobre la construcción de la casa esférica, de la que sólo se puede ver su exterior. Y para terminar con el Prater, los futboleros podrán visitar el estadio Ernst Happel, donde juegan los dos equipos de la ciudad y la selección nacional.

El pasado y el presente convergen en el barrio. Viertel Zwei es un moderno parque de oficinas singulares, de cristal. Un catálogo de las últimas tendencias arquitectónicas. Hundertwasserhuas es un complejo residencial erigido por el artista Friednsreich Hundertwasser entre 1983 y 1986. Le encantará. Colores chillones, columnas como tallos de flores, chaflanes que giran, árboles que se asoman por las ventanas, formas sinuosas… Una deformación de la realidad que atrapa al que la observa.

Datos útiles:

  • Viena tiene 1.715.000 habitantes.
  • Los inviernos son muy fríos, con frecuentes nevadas, y los veranos suaves y húmedos.
  • La moneda es el euro.
  • Iberia ofrece vuelos a Viena. Los mejores precios siempre en www.iberia.com

Foto | DorteF