Miami, meca del arte global

27/03/2013

A Miami hay que viajar con los ojos bien abiertos y libres de prejuicios. Es cierto que es famosa por su marcha nocturna, su burbujeante Spanglish y los esculturales cuerpos de sus playas, pero la urbe, puente entre la América del Norte y del Sur, se está reinventando. Desde hace unos diez años se ha convertido en uno de los centros neurálgicos más importantes del arte. ¿Y gracias a qué? Pues a Wynwood Arts District, a sólo 10 minutos de South Beach, una retícula de calles que en la década de 1950 acogió a multitud de inmigrantes puertorriqueños (de hecho, aún hoy se le denomina Little San Juan y El Barrio). La alegría latina se une ahora al ambiente bohemio y trendy que aportan sus más de 70 galerías y talleres de artistas. Donde antes había almacenes y fábricas hoy se exponen las últimas tendencias creativas.

Un ejemplo: los más de 200 graffitis que pueblan los muros del distrito. En los llamados Wynwood Walls, una manzana vallada entre las calles 25 y 26, existe una muestra del colorido y las técnicas de artistas urbanos de renombre. El street art está en comunión con los soportes y las técnicas encerradas entre cuatro paredes. Uno de los espacios más impresionantes es la Rubell Family Collection (95 NW 29th St.), cuyos dueños comenzaron comprando obras baratas a los artistas neoyorkinos de los 80. Hoy son propietarios de una de las mejores colecciones privadas del mundo, con obras de Andy Warhol, Takashi Murakami o Elizabeth Peyton. Esta institución fue la precursora de la Art Basel Fair, réplica de la feria suiza, donde cada año se junta mucha gente VIP y muchos Audis. Fredric Switzer y David Castillo se han convertido en dos gurús de talentos emergentes y ambos tienen en el Wynwood Art District sus propias galerías. ¿Quiere más sugerencias? Nuevos talentos, pintura, escultura y fotografía en Gallery Diet (174 NW 23rd. St.), Atelier 1022 (2732 NW 2nd Ave.) y World Class Boxing (170 NW 23rd St.).

Entre visita y visita, uno se puede sentar en una terraza y disfrutar del sol de Florida. Cafeterías hay muchas, como Panther Coffee (2390, 2nd Ave.), donde también se pueden probar unas estupendas cookies mientras suena música de Led Zeppelin. Nada de grandes cadenas. Aquí prima la originalidad, como reflejan las paredes del Wynwood Kitchen & Bar (2550, NW 2nd Ave.), un establecimiento polivalente donde tomar una copa o cenar platos muy icónicos, desde ensaladas hasta gastronomía latina. Siga caminando, entre en los talleres de los artistas que trabajan aquí, hable con ellos sobre su proceso creativo y compre alguna baratija en alguna de las tiendas de antigüedades. El mejor día para visitar el Wynwood Arts District es el segundo sábado de cada mes, a partir de las 6 de la tarde, después de un baño en la playa. Desde esa hora y hasta la noche, el barrio se convierte en una fiesta, con performances, conciertos, mercadillos, exposiciones al aire libre y truck vendors que venden comida. Coma y beba arte contemporáneo como si no hubiera un mañana.

Datos útiles:

  • Miami tiene más de 4 millones de habitantes con su área metropolitana.
  • Clima suave y soleado: rara vez se baja de los 20 grados.
  • Como siempre cuando se viaja a Estados Unidos, previamente hay que rellenar un cuestionario vía online para acceder sin problemas como turista al país: https://esta.cbp.dhs.gov.
  • Las propinas son voluntarias, pero es costumbre dejar entre un 15 y un 20% de la consumición.
  • La moneda es el dólar.
  • Iberia ofrece vuelos a Miami. Los mejores precios siempre en www.iberia.com

Foto | wallyg