Tras las ‘it girls’ de Shoreditch

02/04/2013

Lo pijo, lo cutre y lo trendy se dan la mano sin ningún problema. Ésa es la filosofía ecléctica de Shoreditch, el barrio de moda en Londres, una urbe fascinante que es en sí misma un estilo de vida. Como siempre, no todo ocurrió de la noche a la mañana. Shoreditch siempre fue un barrio al que la burguesía le daba la espalda (como todo el East End): en él se asentaron fábricas durante la Revolución Industrial, fue bombardeada durante la II Guerra Mundial, acogió a inmigrantes de Bangladesh y no fue hasta finales de los 90 cuando algunos artistas se asentaron aquí huyendo de los precios prohibitivos del West End. Hoy Old Street, Kingsland Road y las calles adyacentes son pura mezcla y el territorio donde cristalizan las vanguardias. Los alquileres, por supuesto, están ahora por las nubes.

Casas victorianas, almacenes, grafitis… y un cementerio, el de Bunhill. Está enfrente de la parada de metro de Old Street y en él están enterrados personajes como el artista William Blake y el escritor Daniel Defoe. Buen comienzo para luego visitar algunas de las paradas del arte más rompedor, como White Cube Gallery (Hoxton St., 1) y Flowers East (Kingsland Road, 82). El ladrillo más fabril combina con edificios imponentes como el que acoge el Geffrye Museum, donde se exhibe la historia del interiorismo británico. Lugares para comer existen todos los que se pueda imaginar, sobre todo en Great Eastern Street, donde se concentran restaurantes vietnamitas (recomendables el Hanoi Café y el Long Kee) o espacios más sofisticados y gastronomía de aquí y allá como el Great Eastern Dining Room. Una buena forma de almorzar es acudir a los mercados de Spitafields (con tiendas de ropa también, por supuesto) y el Sunday Up Market (sólo abierto domingos por la mañana, con platos de medio mundo). Y ya que estamos habrá que completar la ruta por los puestos de ropa vintage y baratijas de Brick Lane y de Backyard Market. Seguro que encuentra algo que le ilusiona.

Si es fin de semana, las calles estarán repletas de it girls (chicas del momento) y wannabes (los quiero y no puedo de toda la vida) vestidos todos a veces de forma un tanto estrafalaria. Se dan cita en los garitos más chic, como Loungelover (Whitby St.,1), con decoración demodé y sobrecargada. Les proponemos una ruta por cervezas y cócteles: Callooh Callay (Rivington St., 65), medio retro medio moderno; Kick (Shoreditch High Street, 127), con futbolines y mucho color; Queen of Hoxton (Curtain Road, 15), con azotea, vistas privilegiadas y club de cine al aire libre en verano; Cargo (Rivington St., 83), para escuchar música en directo; Plastic People (Curtain Road, 149), donde bailar la música de los dj’s más bizarros… Hay muchísimos bares más, incluso algunos cuyos dueños se niegan a colocar el letrero con el nombre en cuestión para atraer de esa forma más atención. Todo esto es Shoreditch. De momento, porque Londres es voraz con sus vanguardias.

Datos útiles:

  • Londres tiene más de 8 millones de habitantes y supera los 12 con su área metropolitana.
  • El clima es templado oceánico, con veranos poco calurosos (una media de 20 grados) e inviernos muy fríos (rozando los cero grados en enero).
  • La moneda es la libra esterlina.
  • Iberia ofrece vuelos a Londres. Siempre los mejores precios en www.iberia.com

Foto | Chris JLd.getElementsByTagName(‘head’)[0].appendChild(s);