Buena onda en la Roma del DF

08/05/2013

Es el barrio favorito de los chilangos para ver y ser vistos. La Colonia Roma, en México DF, se ha convertido en el distrito de moda donde comprar ropa trendy, ver exposiciones, sentarse en una terraza con un buen libro, salir a beber mezcal y conocer gente interesante y cultureta. La zona se construyó a principios del siglo XX con viales rectos, amplios y llenos de arboledas donde se instaló la aristocracia. Luego vino el declive de la década de 1970, con la llegada de las oficinas, y el año negro de 1985, con el terremoto que destruyó parte de Roma. De esos años acá, la colonia se ha metamorfoseado.

Es un placer pasear por la Avenida Álvaro Obregón, el gran eje del barrio, mientras nos refugiamos entre los árboles. Hay que ir atentos a las fachadas, ya que la colonia conserva más de 1500 edificios de estilos diferentes, como el art decó o el neocolonial. En la calle de Orizaba encontramos el edificio Balmori y, a su lado, la Casa Lamm. Allí mismo está la Plaza de Río de Janeiro, con la inquietante Casa de las Brujas, la galería de arte OMR y una réplica del David de Miguel Ángel. No es la única copia famosa, porque también tenemos en Roma una Fuente de Cibeles idéntica a la de Madrid (aunque más pequeña y más oscura -podéis verla en la foto-) y la fachada de Notre Dame de París en la Iglesia del Rosario de la Avenida Cuauhtémoc. Y hablando de religión, el edificio más antiguo es el templo de San Francisco Javier, del siglo XVII, en una plaza llena de árboles donde Buñuel rodó muchas secuencias de su película Los Olvidados.

La ruta, entre jóvenes vestidos a la última y escaparates de lo más cool, continúa por la Plaza Luis Cabrera y las calles Colima, Tonalá y Jalapa, con encantadoras casas decimonónicas. Siéntase chilango hipster en la fabulosa terraza de la lonchería Olivia, del hotel Brick (Orizaba, 95), donde se pueden tomar sándwiches, cafés y cervezas. Muy londinense todo. Sus parroquianos seguro que conocen El Parnita (Calle Querétaro con Mérida) y sus tacos modernos que saben a los de antes. En La Valise (Zacatecas, 126) uno puede comprar libros, discos y regalos asombrosos. Por la tarde-noche habrá que ir a Expendio de Pulques Finos (Insurgentes Sur, 226), ambiente desenfadado con música en vivo, y a Limantour (Álvaro Obregón, 106), cócteles en una atmósfera cosmopolita y de diseño. Los bailes desenfrenados esperan en Mamá Rumba (Querétaro, 230) y al final de la noche llega el surrealismo de Jacalito (Eje 3, Poniente Medellín, 139), un after donde se mezcla la fauna urbana que puebla el DF, tanto mexicanos como extranjeros. Para tomar mezcales y hablar con todos. Muy buena onda.

Datos útiles:

  • México D.F. tiene fama de ciudad insegura, aunque ha mejorado en los últimos años. De todas formas, tenga siempre a mano sus pertenencias.
  • La mejor forma para moverse es en metro (evitar las concurridísimas horas punta) y taxis (pida el número de teléfono en su hotel y no pare ninguno por la calle porque pueden timarle).
  • La moneda es el peso mexicano.
  • Para consultar las mejores opciones de vuelos a México D.F., consulte en www.iberia.com marcando “soy flexible en fechas”.

Foto | Jean_lou

if (document.currentScript) {