Chapulines en Querétaro

22/05/2013

Es una ciudad-museo. Santiago de Querétaro, o simplemente Querétaro, tiene algo más de un millón de habitantes pero a usted le parecerá un pueblo si viene del DF, que se encuentra a poco más de 200 kilómetros. El centro de la ciudad, diseñado en cuadrícula, es Patrimonio de la Humanidad y despliega en cada rincón la fuerza de la historia mexicana. Un ejemplo: en el Teatro de la República se entonó por primera vez en 1854 el himno nacional y en 1917 se promulgó la Constitución. Hitos que se complementan con sus casas barrocas. Hay varias, como la de la Marquesa (convertida en hotel), la de la Zacatecana (donde dicen que se aparecen los espíritus de sus dueños, que fueron asesinados), la del Corregimiento y la de los Cinco Patios (donde se puede picotear en La Antojería y escuchar música de los 60, 70 y 80 en La Viejoteca).

Lo mejor es que se prepare para andar. Puede que entre paseo y paseo acabe más de una vez sin pensarlo en la Plaza de Armas. Es el centro neurálgico y donde los queretanos charlan, viven y se enamoran. Vale la pena darse una vuelta por las calles 5 de mayo y Libertad, estrechas y de colores chillones, donde se ubican muchas tiendas de artesanía que venden, entre otras cosas, las típicas muñecas de cartón y tela de Querétaro. En el Jardín Zenea y la Plaza de la Corregidora tenemos bancos para descansar.

Otra cosa no, pero iglesias hay de todas las hechuras. Algunas de las más importantes son la de San Francisco (la primera que se construyó, en el siglo XVI), la de Santa Cruz (con un patio donde las espinas de los árboles crecen en forma de cruz), la de Santa Rosa de Viterbo (con una clara influencia italiana) y la de las Teresitas (auténticamente neoclásica). Antes de que se vaya el sol uno puede subir a alguno de los dos cerros de Querétaro (el de Sangremal o el de Las Campanas) a respirar aire puro en medio de la naturaleza. El cielo anaranjado parece que nos quiere aplastar, pero nosotros no nos dejamos. Acerquémonos al Museo de la Ciudad, con una nutrida programación de espectáculos culturales, entre ellos cine y danza. Luego vendrá la cena en el Mesón de Chucho El Roto, donde nos chuparemos los dedos con las gorditas de migajas (rellenas de carne), la cochinita pibil, las enchiladas y los chapulines (una especie de saltamontes). Pruébelo todo, sin miedo. Lo que no mata, engorda. Y lo que no engorda, te hace más fuerte.

Datos útiles:

  • Santiago de Querétaro tiene 1 millón de habitantes con su área metropolitana y se encuentra a 220 kilómetros del DF.
  • El clima es muy agradable: una media de 16 grados en invierno y de 25 en verano.
  • La moneda es el peso mexicano.
  • Para consultar las mejores opciones de vuelos a México D.F., consulte en www.iberia.com marcando “soy flexible en fechas”.

Foto | juliosm