Las rampas de evacuación

10/10/2013

Los más acostumbrados a volar o los que vuelen poco pero se fijen en los detalles, recordarán que, tras finalizar el embarque, se escucha una frase que dice “Tripulación armamos rampas y crosscheck, por favor”. El término “armar rampas” se emplea para dar la orden de que las rampas de evacuación, más conocidas como toboganes hinchables, se activen para ser usadas si fuese necesario. Están compuestas de diferentes materiales de plástico resistente, similares al caucho, con muchas capas para minimizar al máximo la posibilidad de que se rompa.

Para que estas rampas puedan usarse correctamente y de manera segura, en las diferentes revisiones que pasan todos los aviones, también se revisan minuciosamente que estos elementos de seguridad estén en óptimas condiciones. Dependiendo del tipo de avión y de zona del fuselaje en la que vayan instaladas, las rampas de evacuación cambian de tamaño y por tanto el tiempo de inflado también es mayor. Aclaramos que las rampas, todas, se sitúan una en cada puerta que tiene el avión. Dependiendo si la puerta está en un extremo del fuselaje o sobre las alas, el modelo será diferente.

Una rampa para un avión del modelo Airbus A320 se infla en tan solo 3 segundos a través de un sistema interno de inyección de gas comprimido, a muy alta presión. También es importante explicar que están preparadas para soportar un incendio durante, al menos, 90 segundos y que pueden aguantar fuertes ráfagas de viento sin que se rompan ni se desprendan del avión. En los hangares que Iberia tiene en La Muñoza, Madrid, nos enseñaron cómo se revisan las rampas y os lo explicamos a continuación.

IMG_8685Las rampas de evacuación, se retiran del compartimento en el que van ubicadas dentro del avión y se extienden en una zona de los hangares destinada al departamento de rampas. Una vez estiradas, se revisa que el material no esté deteriorado y especialmente, se hacen pruebas de hinchado parcial, para comprobar que no haya fugas de aire.

Cuando las pruebas de hinchado y deshinchado han sido superadas, se vuelven a hinchar y se colocan en una maqueta a escala para probarlas. Se efectúa un simulacro de extinción para hacer lo más real posible la prueba de resistencia de cada una de las rampas.

IMG_8687Después de todas las pruebas y revisiones, si todo está correcto, la rampa debe doblarse de manera muy minuciosa y colocarse en su funda protectora con mucho cuidado. De no hacerse bien este paso, podría fallar el circuito de hinchado y no sería útil para una evacuación.

Estas revisiones se hacen de manera exhaustiva una vez al año y la vida útil de cada una de ellas oscila entre los 3 y los 5 años. Depende de las veces que hayan sido usadas, para que se cambien definitivamente antes o después.