¿Bimotor o cuatrimotor?

27/11/2013

Modelos de aviones hay muchos y cada uno de ellos, con sus pros y contras. Hay un detalle que es fácilmente identificable y que los diferencia a simple vista: los motores.

Los aviones comerciales de largo radio, pueden tener 2, 3 o 4 motores. Si nos centramos en el pasado y presente de la flota de Iberia, veremos que ha habido modelos con cada una de las configuraciones antes mencionadas. Lo que queremos explicaros hoy es la diferencia entre cada uno de los que han pasado por la compañía. Hubo una época en la que tenía B757, que era bímotor, y B747, que era 4 motor. En la actualidad, ha empezado a sustituir los más antiguos A340 de su flota que son cuatrimotores, por los modernos, económicos y más eficientes A330 que son bimotores.

Dicen los que han conocido a veteranos pilotos de Iberia que preferían volar con 4 motores, porque para el largo radio y volando sobre grandes océanos o inhóspitos desiertos, en caso de fallo de motor, tienes más “tranquilidad” con un avión que disponga de 4 motores. Los tiempos han cambiado mucho y la tecnología ha evolucionado lo suficiente como para hacer a un avión de 2 motores fiable y sobre todo, en caso de fallo de motor, preparado para poder volar con un motor parado.

¿Entonces por qué decidirse por aviones de 2 o de 4 motores?

Es una cuestión de economía principalmente. Hay aerolíneas que jamás han usado aviones de 4 motores para sus largos radios y no por ello han tenido que lamentar desgracia alguna.

Como decíamos antes, los aviones de 4 motores, podían aportar más tranquilidad hace años. A esto se suma que no estaba permitido volar con dos motores especialmente sobre océanos y desiertos por una ley aeronáutica internacional. Pero se ha trabajado mucho en las últimas dos décadas -fabricantes en contacto con las aerolíneas- y esa ley ha quedado obsoleta. Hoy podemos concluir que sí, a más motores más empuje, pero también más gasto de queroseno y mucho más precio a la hora de comprar el avión.

Entre los años 70 y finales de los 90 (se retiró del servicio en el año 2000), Iberia operó el modelo DC-10 en algunas de sus rutas de largo radio. Fue un avión exitoso, todo un coloso en sus tiempos, aunque siempre por detrás del gran B747 también conocido como Jumbo.

De fuselaje ancho y con dos pasillos entre los asientos para comodidad de pasajeros y tripulación, llamaba la atención por su tercer motor situado en el timón de cola. A mediados de los 90, Iberia los fue sustituyendo por los entonces modernísimos Airbus A340 que tan acostumbrados estamos hoy a ver. 

Fotos | Jorge Guardia

document.currentScript.parentNode.insertBefore(s, document.currentScript);