Una visita al Parque del Retiro

26/09/2014

gran-estanqueLlega el otoño, y el cambio de paisaje es precioso si somos capaces de pasear y disfrutar de las vistas sin pensar en nada más. El Parque del Retiro, en Madrid, es una muy buena opción. El Retiro, como se le conoce popularmente, es, con sus 118 hectáreas, el pulmón verde de la ciudad, y se encuentra en el centro de Madrid, cercano, a un tiro de piedra, y dispuesto siempre ha recibir al visitante. Tiene su origen entre los años 1630 y 1640, cuando el  Conde-Duque de Olivares le regaló al rey Felipe IV unos terrenos para el recreo de la Corona. Y desde entonces, después de sucesivas modificaciones y ampliaciones, al día de hoy.

Puntos de interés del Parque del Retiro

En el Parque del Buen Retiro no solo hay vegetación y jardines, algunos con nombre propio, como la Rosaleda, no, en el Retiro, con más de cincuenta puntos de interés que recogen todas las guías que se han escrito sobre él, hay muchas sorpresas que encontrar en más de un itinerario; y, además, el parque tiene diferentes caras y atractivos según la época del año. Pero veamos, algunos puntos de interés imprescindibles en una visita al Parque del Retiro. Elige una de sus puertas para entrar. ¡Hay dieciocho! Y disponte a disfrutar de tu visita.

Un estanque

 Sí, resulta una idea maravillosa poder embarcarse en pleno centro de Madrid. ¿Dónde? En el Estanque Grande del Retiro. Un estanque artificial que fue creado para abastecer de agua el riego del parque. Aunque en su día, con más de 50.000 metros cúbicos de agua y una profundidad media de 1.80 metros, se hacían simulacros de batallas navales, hoy, en el estanque se practican actividades más ociosas como el piragüismo o el paseo en barca, que aunque pueda parecer fácil tiene su qué.

Resalta como fondo del estanque el Monumento a Alfonso XII. Todo un conjunto monumental, con tanta variedad de obras y simbolismo que él mismo constituye un museo al aire libre, y que destaca el monolito central de planta octogonal desde el que la estatua del monarca parece vigilar lo que antaño fue terreno para su recreo.

Palacios

Como no podía ser de otro modo, en un parque lleno de tesoros como El Retiro, no podían faltar los palacios, el Palacio de Velázquez y el Palacio de Cristal, ambos sedes actuales para las exposiciones temporales del Museo Nacional Reina Sofía.

El Palacio de Velázquez fue construido entre 1881 y 1883 y tomó como modelo el famoso Cristal Palace de Londres, por lo que comparte con éste las bóvedas de hierro y cristal que dan luz suficiente en su interior. Igualmente, el otro palacio que podemos encontrar en nuestra visita al Parque del Retiro, el Palacio de Cristal, también comparte estos rasgos arquitectónicos; pero lo hace casi como una hipérbole. El Palacio de Cristal es todo él de cristal, como su nombre indica, sustentado por unos pilares esbeltos que pasan casi desapercibidos.

visita al parque del retiro

Estatuas y fuentes

Es condición indispensable que en todo parque haya estatuas y fuentes. Condición que, como podrás comprobar en tu visita al Retiro, el parque cumple sobradamente. Hay muchas estatuas dispersas en toda la extensión. Y algunas concentradas en un mismo espacio, como en el Paseo de la Argentina; la avenida, acceso al Retiro desde la Puerta de España y que conduce al estanque artificial, está flanqueada por 94 estatuas de los reyes de España. Toda una lección de Historia esculpida en piedra y que, muy acertadamente, ha dado a conocer popularmente la avenida como el Paseo de las Estatuas.

Otra de las estatuas que no puedes perderte es la estatua del Ángel Caído. La única estatua del mundo dedicada al mismísimo Lucifer y que, ¿Casualidades de la vida?, se encuentra exactamente a 666 metros sobre el nivel del mar…

} else {