Vacaciones a cuerpo de rey en Zúrich

08/07/2015

Río Limmat, en Suiza

Es verano. Es el momento de que los frioleros del mundo se animen a viajar a destinos que en los meses de invierno les son menos apetecibles. Es ahora cuando Suiza pasa a escalar posiciones en la lista de escapadas perfectas por Europa. ¿Su as en la manga? Una ciudad como Zúrich, que con su elegancia y su perfección bien merece ser recorrida con tiempo y calma. Con un estilo propio, la principal ciudad de Suiza mima a quien la visita, pues por algo Zúrich destaca entre los primeros puestos de la clasificación internacional de mejores ciudades para vivir.

Zúrich y su oferta cultural de escándalo

Con más de 50 museos y 100 galerías de arte, en seguida surge la duda: ¿por dónde empezamos? Si nos ponemos en modo creativo, podemos recomendar una visita al Museo Nacional Suizo de Zúrich (Museumstrasse, 2), un centro artístico que despunta en el panorama internacional. Con su exposición “Swiss homes & furnishings”, repleta de estimulantes piezas de mobiliario vintage, muestras de diseño y decoración, saciaremos por una temporada nuestro apetito. Hasta el 31 de diciembre.

Hay cosas que caen por su propio peso. Seguro que nadie dudaba de que Zúrich cuenta con un Museo de Arte Contemporáneo (“Migros Museum für Gegenwartskunst”) que, con dirección en Limmatstrasse 270, se nutre de piezas ciertamente experimentales. Junto a otros, ocupa espacio en el centro de arte contemporáneo Löwenbräukunst, un sitio industrial – el de la antigua cervecería “Löwenbrau-Areal”- arquitectónicamente de lo más sugerente (entrar los  jueves de 17 a 20 horas es gratis).

En general, da gusto observar como los barrios de Neu-Oerlikon o Züri-West han invadido el norte de la ciudad de edificios híper modernos, un apunte más que interesante para los practicantes del turismo creativo en Suiza.

Al buen tiempo, Zúrich creativa

Estos meses, Zúrich toma el aire. Sale a la calle, se activa y se lanza a hacer planes para todos. El buen tiempo es el mejor momento para pasear por una ciudad que roza la perfección y para apuntarse a sus festivales de verano, que la inundan de cultura y música.

En los meses estivales de Zúrich pasa de todo. Son muchas las actividades que no nos podemos perder, aunque quizá el evento estrella sea el potente Festival de Zúrich, con sus cuatro semanas de arte elevado a la máxima expresión. Durante un mes (del 12 de junio al 12 de julio en el caso de 2015), las principales instituciones y espacios culturales de Zúrich unen buenos propósitos y fuerzas para armar un impresionante programa de eventos, véase conciertos, teatro, ópera, baile, exposiciones, lecturas y charlas. ¿Qué logran? Hacer más creativa la vida de zuriqueses y turistas. Y si al leer estas líneas ya estás disfrutando de tus vacaciones en este destino suizo que tanto nos gusta, no te lo pienses dos veces y aprovecha sus últimos coletazos.

Llegará agosto y, con él, viajar a Zúrich seguirá siendo igual de entretenido. Para que nos creas, te recomendamos dos fiestas muy diferentes en estilo pero que animan por igual y a tope la principal ciudad de Suiza y sus alrededores. Nos referimos a:

  • El tradicional “Seenachtfest”, en la localidad de Rapperswil (7-9 de agosto de 2015). Un fin de semana, un pretexto servido en bandeja de plata para visitar tan bella ciudad medieval. Sus fuegos artificiales, con el castillo de fondo, bien merecen salvar los apenas 40 minutos que separan la sede del festival del centro de Zúrich, ya sea en tren de cercanías o coche.
  • El desfile callejero o “Street Parade”, que año tras año congrega a miles de seguidores de la música dance. Estos, con sus bailes, llenarán las calles  de Zúrich de ritmo y color el próximo 29 de agosto.

Alrededores de Zúrich

Es muy fácil. La bonita ciudad que hoy nos ocupa se divide en doce distritos o “Kreise”. Cada uno contiene entre uno y cuatro barrios, siendo el corazón de Zúrich el distrito uno, también conocido como Altstadt, con su casco antiguo de postal y su río Limmat a cada lado. Pero todavía hay más: la región de Zúrich se expande y se llena de atracciones dispersas por su entorno rural, verde y montañoso, absolutamente perfecto para darse paseos memorables. En Zúrich y alrededores saben mucho de calidad de vida, así que llena tus vacaciones de “happy days” y compruébalo.

Foto de Simon (con modificaciones)

}