El lago mágico de Guatemala

10/11/2015

lago de atitlán

Hay lugares que despiertan una sensibilidad especial cuando estás en ellos. Y no se trata sólo del probable  goce estético por su belleza, sino de algo más, hablamos de una emoción interior. Suelen ser lugares mágicos donde las personas sienten la vibración de lo sublime, una extraña energía interior, o, sencillamente una alegría por estar en ese lugar en ese momento. El Lago Atitlán, en Guatemala, es uno de estos lugares mágicos.

El Lago Atitlán está considerado como uno de los lagos más bellos del mundo, y también un lago espiritual. Algunas versiones dicen que donde está el lago antes había una isla que fue el epicentro de la actividad de maya  en la época Pre-clásica del imperio, aunque no hay más evidencia de ello que la ciudad sumergida de Samabaj, que National Geographic calificó como “La Atlántida Maya”. Todo un misterio aún sin resolver, pero que parece apuntar a que el lugar sí fue un centro de peregrinación, y místico desde antiguo. Muy antiguo…

Para visitar el lago hay que viajar hasta el departamento de Sololá, y al verlo por primera vez uno piensa que sí, que probablemente sea el lago más bello del mundo. Se ve imponente enmarcado por los tres volcanes cónicos perfectos que se levantan desde la orilla del lago, el Atitlán, el Tolimán y el San Pedro, con un color entre azul y plateado, y con todos los pueblos cerca rodeándolo. Panajachel, la ciudad más grande a orillas del lago Atitlán, San Pedro la Laguna, Santiago Atitlán, Santa Catarina y San Antonio, Santa Cruz la Laguna y San Marcos la Laguna. Y  sí, al verlo por primera vez se siente que el lugar despierta algo mágico en el que lo contempla. Al menos así lo piensan en San Marcos la Laguna.

Sólo San marco la Laguna, a orillas del lago, puede estar considerado como el lugar más espiritual de Guatemala. Hasta él llegan cada día centenares de viajeros aficionados al yoga y a diferentes terapias alternativas como el reiki, el yoga tántrico, musicoterapia, que se practican en el marco incomparable del lago. Así, San Marcos puede ser una buena base para hacer excursiones para conocer el Lago Atitlán. Es un lugar tranquilo, relajado, y desde el que se puede viajar a los diferentes pueblos en barcas que salen del muelle principal. Podemos, entre los muchos planes,  ir a Santiago Atitlán para buscar el Maximón (un secreto ritual maya) ir al mercado de Sololá, subir a la Nariz del Indio, podemos subir el Volcán San Pedro, o limitarnos a sentarnos a orillas del lago a relajarnos, o practicar yoga o relajarnos.

Además, este ambiente místico se combina perfectamente con los habitantes originales de los  pueblos que vamos a visitar. No hay que olvidar que en Guatemala más de la mitad de la población es indígena y proceden de alguna de las diferentes etnias que un día engrosaron la confederación del imperio Maya, y que muchas de esas etnias continúan poblando sus lugares originales, como en San Marcos la Laguna y los otros pueblos a orillas del lago sagrado de los mayas. Muy cerca de donde estuvo la ciudad misteriosa que guarda sus secretos sumergida.

 document.currentScript.parentNode.insertBefore(s, document.currentScript);