El renacer de Florencia

05/04/2016

Florence Sunset

Quien conoce Florencia entenderá porqué es tan difícil seguir desde aquí los pasos al vertiginoso ritmo del mundo de la moda: una ciudad anclada por los siglos de los siglos en el Renacimiento ve por momentos complicado tener un nexo de unión con el presente más presente. Pero como todo en esta vida, renovarse o morir.

Y parece que esto es lo que ha llevado a un grupo de jóvenes emprendedores a coger el toro por los cuernos y a intentar que el mundo de la moda no destierre Florencia de sus pensamientos para siempre. Y así, ya durante el verano de 2015 se llevó a cabo una sorprendente iniciativa digna de la atención de cualquier amante del mundillo: el Fresh in Florence. Hicieron coincidir el evento con la semana de la moda masculina Pitti Uomo y lanzaron al estrellato a una nueva e interesante hornada de nuevos diseñadores ansiosos por triunfar. De aquí salieron seis ganadores, alguna que otra fiesta y cientos de noticias al respecto, algunas cubiertas por Vogue o Harper’s Bazaar. En ese momento, fue cuando sus organizadores principales -el estilista Filippo Anzalone y la diseñadora Sophie Joy Wright– respiraron tranquilos: sus esfuerzos por repuntar y actualizar una ciudad aferrada al pasado por su enorme contenido histórico habían surtido efecto.

El Fresh in Florence 2016 ya se está gestando. Tendrá lugar del 14 al 17 de junio del presente año. Según declaraciones del propio Filippo será todo mucho más atrevido que el año pasado. El patrocinio ha crecido y las ganas de renovarse e innovar también. Todo suma, y muy probablemente el resultado sea incluso mejor que en 2015. Querían demostrar entre otras cosas, que Florencia, pese a su histórica imagen, bien puede ser el punto de encuentro de una nueva generación de creadores. Y, parece, que lo están consiguiendo.

Foto | Maëlick

} else {