Tranquilidad al otro lado del charco

20/06/2016

Palácio Salvo

¿Si os dijéramos qué hoy nos adentraremos en el país más apacible de América del Sur sabríais de qué país estamos hablando? ¿Y si os damos más pistas? ¿Y si os dijéramos qué se trata de un país cuyas tradiciones perduran intactas al paso del tiempo y a la evolución del hombre? ¿Y si os dijéramos que estas tres serían sus estampas más típicas?: playas vírgenes, pueblos coloniales y praderas infinitas. ¡Un, dos, tres, responda otra vez! ¿Sabemos ya quién es el protagonista de nuestro post de hoy? ¡Así es! ¡Estamos hablando de Uruguay! ¿Queréis saber más cosas sobre este país? ¿Queréis saber qué es lo que no os podéis perder si alguna vez viajáis hasta allí? ¡Seguid leyendo!

Uruguay es uno de esos grandes desconocidos que cuando se conocen suelen sorprender. Y para bien. Os dejamos a continuación algunas de sus pistas. Pistas que os ayudarán a planificar vuestro viaje a este país si tenéis en mente visitarlo en breve:

  • En junio comienza su invierno. Sus temperaturas durante esta época oscilarán entre los 15º centígrados de máximas y los 7 de mínimas.
  • Su moneda nacional es el peso uruguayo. 35 pesos equivalen a un euro.
  • Dos bebidas sociales se reparten el peso: el Tannat, su vino más preciado, y el Mate. Para este último no hay ni edades ni condiciones. Todo el mundo lo consume. Todo el mundo el mundo lleva un termo de Mate y una bombilla -el curioso recipiente donde se bebe el mate- bajo el brazo vaya donde vaya.
  • La pasión equina del uruguayo salta a la vista. Estamos ante el tercer país del mundo con más caballos per cápita. Los eventos ecuestres que se repiten a lo largo del año, como la Criolla Internacional del Parque Roosevelt, ponen de manifiesto esta pasión.
  • Puede presumir de tener lugares insólitos. Cabo Polonio es un buen ejemplo. Se trata de un refugio costero de aires hippies que casi roza la frontera con Brasil. Destacan sus playas de ensueño, sus noches estrelladas y su gran comunidad de lobos marinos.
  • La banda sonora de Uruguay está compuesta al ritmo del candombe, un género musical en donde el sonido del tambor prima sobre el resto de sonidos. Ojo al dato, la Unesco lo ha reconocido como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.
  • El domingo uruguayo es tan familiar como carnívoro. Aquí el plan dominical es reunirse con la familia alrededor de una buena parrillada de carne de vacuno. Si eres turista, los miles de puestos del Mercado del Puerto de Montevideo son un buen lugar para apreciar este must gastronómico.
  • Si hablamos de arquitectura, el Palacio Salvo en Montevideo es el rey. Se trata de un impresionante edificio de 95 metros de altura repartidos en 27 pisos de hormigón armado y estilo art déco. Aquí se cobija una orgullosa comunidad de 1500 vecinos.

 Foto | André Occenstein

document.currentScript.parentNode.insertBefore(s, document.currentScript);