Disfrutando a Caravaggio en el Thyssen

01/08/2016

caravaggio

Michelangelo Merisi da Caravaggio (Italia, 1571-1610), o, más fácil, Caravaggio a secas, jugó un papel determinante en la evolución pictórica mundial. Considerado uno de los mayores exponentes de la pintura barroca, a día de hoy su importancia artística sigue estando latente y en primera página. El Museo Thyssen  en Madrid, le rinde homenaje desde el pasado 21 de junio y hasta el próximo 18 de septiembre con una exposición que invita a perderte y disfrutarla… ¡Un buen plan para evitar durante un buen rato los calores madrileños! 🙂

La exposición plasma la obra de Caravaggio -desde su primera etapa romana hasta su última etapa, marcada por esos famosísimos oscuros predominantes- y la influencia que ejerció en todos los pintores del norte de su época. De hecho, oficialmente la exposición se titula Caravaggio y los pintores del norte. Y es que el pintor italiano trascendió de sobremanera en el panorama artístico de su época. Es evidente que la evolución de la pintura no habría sido la misma, de no haber existido Caravaggio. No hay que olvidar que incluso propicio su propia corriente, el caravaggismo.  Quizás para demostrar esto, en la muestra también podremos ver obras de muchos de estos pintores del norte como por ejemplo Nicolas Régnier, Hendrick Ter Brugghen o Valentin de Boulogne.

A modo de apunte, un dato interesante. La exposición culmina con la última obra que Caravaggio ejecutó antes de morir, El martirio de Santa Úrsula. Se trata de un cuadro que incluye un autorretrato del propio Caravaggio. Y sí, habéis adivinado, es el que está sujetando la lanza cuando el rey de los hunos hiere con su flecha a Santa Úrsula.

Foto | Shamballah