¡Shanghái!

08/08/2016

Shanghai Night

China es un destino sugerente para viajar. Su ciudad más grande se lleva la palma. Son ya muchos los que han viajado a Sanghái y son otros tantos los que planean hacerlo en breve. Tanto si has viajado como si piensas hacerlo como si no entra en tus planes de momento, esta lista de esenciales en la urbe china te gustará. Algunos datos no dejan de ser meramente prácticos e informativos, pero otros, no dejan de sorprender: la china es definitivamente una cultura bien diferente a la occidental, y es ahí precisamente, donde reside el encanto de todo 😉 :

  • En Shanghái residen 24.000.000 personas. Por ello es a día de hoy la ciudad más poblada del mundo.
  • 174.000 es la cifra correspondiente al número de extranjeros que trabajan y residen en Shanghái.
  • La moneda oficial es el Chinese Yuan Renminbi. Un CNY equivale a 0,13 euros.
  • Tiene dos idiomas oficiales: el shanghainés -un dialecto del Wu- y el mandarín.
  • El clima en Shangái es monzónico subtropical con una elevada humedad relativa del aire. Julio es su mes más caluroso con una media de 28º C durante el día.
  • Aquí está el metro más largo del mundo: 548 kilómetros de longitud en vías avalan este título.
  • La esperanza media de vida de los habitantes de Shanghái está en 82 años. ¡Casi nada!
  • La comida que no te puedes perder son los xiaolongbao. Son una especie de empanadillas rellenas de carne o pescado cocinadas al vapor.
  • La bebida por excelencia en Shanghái es el Yan qi Shui. Se trata de una curiosa mezcla de agua salada con gas.
  • Es muy típico ver por la calle a parejas de novios engalanados con sus mejores y variadas galas y fotografiándose en románticas poses. Pero ojo al dato, no son parejas que se casan ese día. Son parejas que se casarán en breve y que quieren mostrar a sus invitados dichas fotos el gran día.
  • ¿Las mejores vistas de la ciudad? Probablemente las que te encuentras al subir de día a la Torre Perla Oriental o las que te encuentras de noche en la terraza del Hotel The Peninsula.
  • El shanghainés es activo por naturaleza. Les gusta el deporte y esto se percibe en la ciudad: no es extraño ver a los runners en acción por la ribera del río ni a los amantes del taichí practicando desde bien temprano frente al Monumento a los Héroes del Pueblo.
  • ¿La visita más peculiar qué puedes hacer? Visitar alguno de los antiguos baños públicos de la ciudad hoy reconvertidos en una especie de spas. La peculiaridad reside en que su concepto de spa dista mucho del nuestro: te puedes encontrar desde baños con esencias y diferentes mezclas -leche y flor de cerezo por ejemplo- hasta salas de relajación con sesiones privadas de televisión china, pasando por salas de juegos por si te aburres -billar, tenis de mesa…- o incluso cabarets en donde patinadores, acróbatas, magos, etc., dan rienda suelta a su arte para hacerte pasar un rato de lo más extravagante.
  • Desde este verano, Shanghái puede presumir de contar con uno de los parques temáticos Disney más impresionantes del mundo- no en vano, aquí está el único hotel temático Toy Story que existe-. Está situado a 30 kilómetros del centro de la ciudad.

Foto | Bernd Thaller

 document.currentScript.parentNode.insertBefore(s, document.currentScript);