Bajo el mar croata

28/06/2017

Hvar: Sunset

Quienes practican buceo lo repiten hasta la saciedad: no existe una sensación más placentera y desestresante que la que obtienes cuando te sumerges bajo las aguas más profundas del mar. Suponemos que, aunque esa desconexión exista siempre que buceas, el hecho de estar sumergido en un mar más o menos bello, alterará también el resultado final de la práctica. Y así es como hoy volamos hasta Croacia, para descubrir su increíble costa y su maravillosa vida submarina. Practicar buceo por allí parece que «es bien»… No es de extrañar tampoco, teniendo en cuenta que estamos ante un mar limpio que goza de una visibilidad magistral hasta los 25-30 metros de profundidad con unas corrientes estupendas que no hacen más que favorecer la vida marina.

El Diving Center Viking de Croacia nos lo pone fácil. Situado en la Hvar más idílica, es un centro de buceo en toda regla, funciona a la perfección y sus alternativas son variadas y sumamente apetecibles. Por cierto, ¿Hvar? Hvar es una isla, y, para ser más exactos, se trata de la isla más larga del Adriático. Enfrentada a la costa dálmata, se encuentra custodiada a su vez por el archipiélago que conforman las islas Pakleni. Sus playas de arena blanca, su naturaleza virgen y sus edificios -caracterizados por una inusual y sorprendente mezcla de estilos arquitectónicos- están más de moda que nunca. Como si de la «Costa Azul» croata se tratase, nadie puede resistirse ya a los encantos de esta zona.

No se hable más, éste puede ser El Plan (con mayúsculas) del próximo verano. Haz la maleta y prepárate para la inmersión submarina croata. Hvar y su centro de buceo te recibirán con los brazos abiertos. Muchas cosas te esperan allí abajo. Bueno, y arriba también 😉 ¡Por cierto! Cuando hagas tu maleta de vuelta, no te olvides de meter lavanda. Hvar es una de las mayores productoras mundiales de esta valiosa y olorosa planta medicinal. ¡Sería una pena volver sin un poco de lavanda!

Foto | hl_1001