Noviembre neoyorquino

16/11/2017

Mes de noviembre. Nueva York.

¿Estás planificando una escapada a la ciudad de los rascacielos este mes? Toma nota entonces de estos dos planes, dos propuestas ineludibles que te harán sumergirte en la dinámica de la ciudad y que te harán parecer un neoyorquino más. Porque, si te lo montas bien, estar de visita no impide hacer planes 100% autóctonos. ¡Allá vamos!

El famoso Día de Acción de Gracias (Thanksgiving Day) es una de las fiestas estadounidenses más conocidas y, claro, con más adeptos. Tiene su particular celebración en la Gran Manzana: el próximo jueves 23 de noviembre la ciudad se volcará en manifestar su emoción con un multitudinario desfile, una tradición que se remonta a 1924 y consigue que cada año alrededor de tres millones de personas se den cita para gozarlo en vivo. La marcha parte en su parque más emblemático, Central Park, y finaliza en una de las plazas más importantes, Herald Square. Huelga decir que hablamos de un festivo en toda regla, de ésos en los que todo se paraliza, incluida la Bolsa. Para que puedas hacerte una idea de su magnitud, podemos decir que la ciudad sucumbe a los encantos del desfile del Día de Acción de Gracias más que al día de Navidad. Así, tal cual. Vecinos y curiosos se van colocando en las calles con una antelación de hasta tres horas y, teniendo en cuenta que el evento arranca a las 9 de la mañana, ese día se hace inevitable madrugar; pero, ojo, que también puedes ahorrarte semejante madrugón gracias a los globos gigantes que sobrevuelan el desfile en una especie de primera fila. Al finalizar, los neoyorquinos parten en estampida a sus casas para disfrutar de la suculenta comida de ese día.

El segundo plan, que no se ciñe a un día concreto, es deportivo e invernal. Y… ¡sí! ¡Hablamos de patinar sobre hielo en el Rockefeller Center! ¿Una recomendación? Hazlo por la noche, es lo más de lo más. Es la pista más famosa de Nueva York, también la más navideña, de ahí que figure como escenario en numerosas películas patrias. La pista del Rockefeller Center abre a principios de octubre y no cierra hasta el mes de abril, desde por la mañana hasta por la noche;  y sí, los patines te los alquilan allí mismo. ¡A disfrutar!

Foto | Rev Stan