Con denominación de origen

08/01/2018

Hoy nos vamos de planes gourmet. Valladolid y Huelva son los destinos elegidos. ¿Lo notáis? ¡Ya huele a denominación de origen! Dos planes, dos visitas, dos escapadas españolas que te dejarán muy buen sabor de boca.

En Valbuena de Duero, Valladolid, visitamos la Bodega Matarromera: fundada en 1988, es la reina de las reinas en la Ribera del Duero. Hablamos de tradición e innovación, unas máximas que la convierten en una exitosa bodega que ha ido cosechando infinidad de premios y reconocimientos a nivel nacional e internacional; sus tintos rozan la perfección gracias a una novedosa tecnología, a su equipamiento y a una gran capacidad de producción. Puedes planear su visita en base a estas dos propuestas:

  • Excelencia de las Viñas del Duero. Una experiencia de dos horas en el corazón de la Milla de Oro del Ribera del Duero: primero pasearás por sus viñedos disfrutando al aire libre vallisoletano mientras aprendes de técnicas vitícolas; después recorrerás los entresijos de la bodega y atisbarás cómo se elabora este gran vino; y, finalmente, sucumbirás a una cata guiada de tres de sus vinos. Para este plan no olvides venir con ropa y calzado cómodo.
  • Visita Premium Vinum. Una experiencia de tres horas, mucho más exclusiva, dirigida por un equipo de enólogos. La visita comienza y se desarrolla como la Excelencia de las Viñas del Duero, pero cambia el desenlace final: una cata guiada de 5 de sus grandes vinos. Tempranillo y verdejo en su máxima expresión, aunque también hay lugar para algún blanco de renombre.

En Jabugo, Huelva, visitamos la bodega Cinco Jotas, un jamón centenario, exclusivo y de renombre que se remonta a 1879. Visitando su bodega podrás zambullirte en el apasionante mundo del jamón y hacerte una idea de la magnitud de su relevancia nacional e internacional; aquí aprenderás que conseguir materia prima semejante –jamón de bellota 100% ibérico– no es peccata minuta, sino que detrás hay un laborioso trabajo de al menos cinco años. ¿Y qué mejor que rematar la faena con una cata de jamón Cinco Jotas, cortado a mano por alguno de los cortadores de la bodega? Y, como sabemos que te vas a quedar con ganas de más, porque el entorno se presta para ello, atento a estos otros dos planes:

  • Visitar Jabugo. Encantador pueblo andaluz.
  • Recorrer las Dehesas de la zona. Puedes hacerlo a pie o a caballo. Verás a los cerdos ibéricos de Cinco Jotas pastando en libertad y, si lo deseas, podrás disfrutar de una degustación de más productos de gran calidad ahí mismo.

¡Que vivan los planes con denominación de origen y acento español!

Foto | Mauro Pezzotta