Oh, Noh! Las magníficas obras de teatro tradicional japonés

02/02/2018

Si eres de los que aman descubrir las culturas locales, de ésos que no se conforman con tocar la mera superficie, una representación de Noh se convertirá en visita obligada durante tu viaje por Japón. ¿De qué se trata? De unas obras de teatro con una exquisita escenografía, con mucho simbolismo tradicional e… interpretadas en japonés medieval; de hecho, están consideradas como una de las formas de teatro más antiguas del mundo. Interesante, ¿verdad?

Desde mediados del siglo XIV, el Noh (también llamado nōgaku) desarrolló su propia variedad de formas: había algunas dirigidas a la élite gobernante, como los samurai, los daimyo (señores feudales) o los jueces de shoguns y emperadores, pero otras también estaban dirigidas al gran público.

Hablamos de unas obras relativamente cortas y de las que hay contabilizadas más de doscientas. Se basan en seis tipos básicos: el kami mono (obra divina), que narra historias sagradas; el shura mono (obra de lucha), con historias centradas en los guerreros; el katsura mono (obras con pelucas), que involucra a una protagonista femenina normalmente interpretada por un hombre, aunque actualmente también hay numerosas artistas femeninas; el gendai mono (obra actual), característico por su estilo más contemporáneo y realista; el kyōjo mono (obras de locura), donde el protagonista enloquece por la pérdida de un amante o niño; y el kiri o kichiku mono (obra final o del demonio), que representa demonios, seres sobrenaturales y bestias fantásticas.

¿Una clave del teatro Noh? El uso de cientos de máscaras de madera de cedro pintadas (arriba) que muestran las edades, el género y estatus social de los personajes, junto con las emociones expresadas a través del lenguaje corporal y los movimientos; todos los actores y músicos están vestidos con trajes de seda muy coloridos, y esto hace que apenas usen accesorios. La palabra hablada se complementa con música, canto, danza y acrobacia en diferentes puntos de la obra. Actualmente, un programa habitual, realizado en un típico escenario con una pagoda, incluirá entre tres y cinco de estas obras de teatro, separadas por interludios musicales, acrobáticos o de comedia; por lo tanto, prepárate para disfrutar, porque puede durar varias horas.

¿Y dónde ver una obra de Noh ? Hay alrededor de setenta lugares repartidos por las diferentes islas de Japón, que van desde lugares históricos como el Santuario de Itsukushima en la hermosa isla de Miyajima hasta teatros mucho más modernos, como el Teatro Nacional Noh en el distrito Shibuya de Tokio.

Ah, un último comentario: al tratarse de un género dramático que hace gala del enorme legado cultural e identitario de Japón, el Noh también ha influido en el teatro y la literatura occidental. Destacan autores como Samuel Beckett y su obra Esperando a Godot, que es muy Noh en su estructura y muchos de sus elementos según algunos expertos, pero también otros grandes literatos como Bertolt Brecht, Eugene O’Neill y Thornton Wilder. Un verdadero testimonio de la universalidad de esta singular forma de arte.

Imágenes | posztosChiradech Chotchuang