La magia joven y diversa de Tel Aviv

10/02/2020

Hoy tomamos tierra en Israel. Su ciudad más joven, esa que nunca duerme, nos espera. ¡Bienvenidos todos a Tel Aviv!

Tel Aviv-Yafo, más conocida como Tel Aviv a secas, es la segunda ciudad más grande de Israel y abarca parte de la costa Mediterránea del país israelí. Es una ciudad que impacta y que, si la tuviéramos que describir en tres palabras, diríamos que es mágica, actual e inquietante. O, como la describiera en una ocasión el New York Times: “la ciudad más cool del Mediterráneo”. Con esta gráfica descripción, es evidente que el cliché de imagen que pudiéramos tener a priori de cualquier ciudad israelí se nos escapa totalmente de las manos. Porque Tel Aviv no parece Oriente. Y esa carta de presentación conservadora, de costumbres y tradiciones arraigadas, aquí no encaja en absoluto.

¿Y qué encaja entonces en este trampantojo de ciudad Oriental?

Pues encaja Occidente. Y una modernidad y diversidad cultural -hay que tener en cuenta que aquí conviven judíos, musulmanes, y cristianos- tan rabiosas que incluso parece ciencia ficción. Encajan también edificios y construcciones de puro estilo Bauhaus. Y encajan planes de todas las formas y colores.

Piezas para encajar aparte, ¿qué puedo esperar de una escapada a Tel Aviv?

Calles fáciles para recorrer a pie o en bicicleta, puesto que en realidad la ciudad no es tan grande y es muy manejable.

Playas espectaculares y pensadas para todos los públicos y tendencias: playas familiares, playas nudistas, playas gays…

Parques y pulmones verdes. Como el Parque Yarkon. Destacan sus enormes dimensiones y lo bien “equipado” que está: cuenta con instalaciones deportivas, espacios preparados para ofrecer conciertos al aire libre, un parque acuático, y, sobre todo, muchas zonas propicias para relajarte y alejarte del constante bullicio y ajetreo de la ciudad.

Plazas bonitas dispersas por toda la ciudad. ¿Por ejemplo? Dizengoff Square. El mayor atractivo de esta plaza reside en la colorida fuente que la preside, obra de Yaacov Agam, importante artista israelí.

Mercados artesanales con un curioso abanico tanto de comida como de creaciones típicas y originales, muchas perfectas para meter en la maleta y llevarte de recuerdo a casa. ¿Preparados para un barullo importante de sonidos, sabores, olores y colores?

Destacamos:

  • El Mercado de la calle Nahalat Binyamin. Nahalat Binyamin es una de las arterias comerciales de Tel Aviv. Se trata de una animada calle peatonal en la que encontrarás una gran variedad de puestecillos.
  • El Mercado del Carmel o Carmelo. Su nombre se lo debe a la calle que lo acoge. Y su reputación se la debe a su inigualable contenido. Este mercado es uno de esos rincones de la ciudad que aún conserva por completo la autenticidad israelí.
  • El Levinsky market. Su especialidad son los productos griegos y turcos. Está situado en Florentin, uno de los barrios más alternativos de la ciudad. Un SoHo en toda regla.

Propuestas culturales sugerentes. Como recorrer el gigantesco Museo de Arte de Tel Aviv, su museo más importante y más interactivo. O, por qué no, asistir a un espectáculo de Mayumana, ese grupo de chicos que recorren el mundo haciendo música con elementos que son todo menos instrumentos musicales.

La Ciudad Blanca. Ese conjunto de edificaciones Bauhaus que mencionábamos antes dio forma a uno de los rincones más míticos de la ciudad y que hoy es Patrimonio de la Humanidad. En la Ciudad Blanca -cuyo corazón es el Bulevar Rothschild- verás en vivo y en directo la herencia arquitectónica de aquellos arquitectos judíos que llegaron escapando a Tel Aviv, cuando el partido nazi asedió Alemania.

Historia paseando por Jaffa, la zona más antigua de la ciudad, localizada a una media hora del centro de Tel Aviv. Una vez allí observa la altísima Torre del reloj y La Estatua de la Fe, un arco que se asemeja a una puerta y que representa escenas bíblicas. Además, detente ante Hassan Bek Mosque, la mezquita con mayor importancia de la urbe. Eso sí, no te olvides de disfrutar con calma de su puerto: es uno de los puertos en activo con mayor antigüedad del mundo. ¡Paséalo al atardecer! ¡De película!

Interesante oferta gastronómica. El shakshuka puede ser un buen punto de partida, para seguir con el hummus, el pan de pita o el faláfel. Y, a los más curiosos les espera el Shuk Hacarmel. La visita a este mercado local de comida puede ser una grata experiencia. Desde hace algunos años, cuenta con un estupendo espacio gourmet que ofrece propuestas culinarias tanto autóctonas como internacionales.

Lujo alternativo y moderno en el céntrico barrio de Sarona, el barrio ideal si buscas ir de compras o, ¡si eres vegetariano! Y es que cada jueves se organiza por aquí un festival vegano muy concurrido y alabado.

Foto | xiquinhosilva