El perfeccionismo y la culpabilidad, ¿son productivos?

14/11/2020

ÉxitoSiguiendo con las explicaciones que os ayudarán a tomar perspectiva de qué nos hace perder el autocontrol y llenarnos de ideas irracionales, hoy vamos a plantearnos si el perfeccionismo y la culpabilidad son productivos. Realmente, ¿nos facilitan o nos dificultan nuestro autocontrol y nuestra seguridad?

Perfeccionismo: ¿por qué tenemos que hacer todo bien?, ¿quién está anotando los puntos?

Es absolutamente paralizante la búsqueda constante del éxito en todo lo que hacemos. Está bien que algunas actividades intentemos hacerlas lo mejor posible, pero ¿por qué todas? La misma ansiedad que da plantearse hacer las cosas a la perfección, nos lleva muchas veces a hacerlas peor, ya que la ansiedad impide pensar con claridad. Hacer las cosas a la perfección es una idea irracional, ya que la perfección no es un atributo de la naturaleza humana. Cambiemos el «haz lo mejor posible» por «hazlo».

Hagamos lo que queramos hacer y no nos privemos de ese placer solo porque quizás no lo hagamos bien. Puede haber ocasiones en las que según nuestras propias reglas fracasemos en algo. Pero este fracaso puede ser productivo, puede servir de incentivo al trabajo y a la investigación. Lo importante es no equiparar el acto, a nuestro valor como persona. Se trata solo de no haber logrado el éxito en esa tarea y no que no valgamos.

Culpabilidad: las emociones más inútiles son la culpabilidad por lo que se ha hecho y la preocupación por lo que se podría hacer.

La culpabilidad no es solo una preocupación por el pasado, es la inmovilización del momento presente. Aprender de las equivocaciones es una parte sana y necesaria de nuestro crecimiento y desarrollo, pero experimentamos culpabilidad solo cuando este sentimiento nos impide actuar ahora porque antes nos comportamos de determinada manera.

Este sentimiento es irracional no solo porque nos hace sentir molestos y deprimidos, sino que es inútil porque aunque le dediquemos el resto de nuestra vida a sentirnos culpables nunca lograremos borrar lo sucedido. Por lo tanto mejor que dediquemos nuestro valioso tiempo a hacer algo más constructivo como puede ser cambiar nuestra actitud respecto a las cosas que nos producen culpa.

¡A por ello!

Foto | Celestine Chua