¿Cómo se diseña el interior de una cabina de pasajeros?

01/10/2021

¿Sabías que el porcentaje más alto de los costes asociados a la compra de un avión comercial salido de fábrica corresponde a los motores? Pero cuando embarcamos…

¿Qué es lo primero en lo que nos fijamos? Exacto, la Cabina de Pasajeros.

La experiencia a bordo: un acontecimiento memorable.

La cabina de pasajero es por lo que la mayoría de las compañías aéreas ponen una esmerada atención al detalle, para que la experiencia a bordo se convierta en un acontecimiento memorable.

Seguridad, ante todo. Esta es la premisa con la que todas las personas que trabajamos en aviación llevamos grabadas en nuestro ADN. Y es por ello por lo que todos los materiales y elementos que encontramos dentro del avión cumplen con las más estrictas medidas de seguridad.

Cada plástico, pintura, textil o elemento decorativo instalado en la cabina de pasajeros ha sido testado y certificado conforme a las más estrictas normas de aviación en lo que a seguridad aérea en el transporte de pasajeros se refiere.

Para ello se definen una serie de criterios relativos a la flamabilidad, toxicidad y densidad de humos generados por la combustión, que de ninguna manera permitirán su propagación en el caso más que improbable de fuego a bordo.

Igualmente, en lo que a materiales se refiere, algunas de las pinturas y superficies utilizadas sobre todo en lavabos y asientos, cuentan con propiedades antibacterianas.

La limpieza, mantenimiento y saneamiento de los elementos en cabina, es otra de las prioridades de muchas aerolíneas, entre las que por supuesto se encuentra Iberia.

Y no cabe duda de que otro de los criterios que condicionan la selección de los elementos instalados a bordo, es por supuesto el peso: cuanto menos peso, menor cantidad de combustible necesario para propulsar el avión, y por tanto mayor ahorro – y menor emisiones de carbono a la atmósfera.

¿Y los servicios enfocados a la atención al pasajero y experiencia a bordo?

Interior Cabina

Considerando el tipo de avión y las rutas que éste realizará – corto/medio radio o largo radio – no solo importa el número de asientos, sino también otros factores como el tipo de servicio de catering a bordo; el espacio de almacenamiento para equipaje de mano, equipamiento de emergencia y otros productos como mantas, almohadas y demás “amenities”; o el ratio de pasajeros por lavabo y clase por ejemplo.

Si bien es cierto que el aspecto comercial juega un papel importante, el confort del pasajero y la habitabilidad es primordial para Iberia, por lo que la selección del modelo de asientos y el pitch estará sujeto igualmente a rigurosos estándares de calidad. En la edición anterior ya hablamos sobre este concepto, ¡échale un vistazo a nuestro artículo sobre este tema!

Servicio de catering: un servicio fundamental

Los “galleys” o cocinas son quizás la parte menos visible para el pasajero, pero su análisis es fundamental a la hora de diferenciarse en el servicio de catering.

¿Cómo está diseñado este servicio? ¿Cuántas comidas se entregarán durante el vuelo? ¿Será un servicio de refrigerios o comidas completas? ¿Frías o calientes?

Este asunto no es baladí, puesto que en relación con ello habrá que especificar: cuántos “trolleys” o carros de almacenamiento harán falta; cuántos hornos para calentar comidas (cada horno admite aproximadamente una treintena de comidas a la vez, y tarda unos 20 min por hornada); el número de cafeteras… todo ello enfocado a ofrecer un servicio ágil y eficaz en la cabina de pasajeros.

¿Y la conectividad a bordo?

Y aunque es intangible… ¿Qué sería de la experiencia a bordo sin conectividad?

Hoy más que nunca es fundamental contar con conexión a internet, por lo que, aunque no se vea, hay que equipar al avión con antenas especiales para poder suministrar este servicio.

Igualmente contar con un sistema de video y entretenimiento es imprescindible, ya sea a través de pantallas instaladas en los asientos o a través de un sistema de “nube” en el que el pasajero pueda descargarse los contenidos a través de sus propios dispositivos.

Y por supuesto, contar también con conectores USB integrados debajo de los asientos para poder recargar nuestros aparatos.

 

Por  Jorge de Luis Sierra

Aircraft Interior Design Specialist ı Aviation Branding