Cómo y por qué surge el miedo a volar

9 febrero 2015 - Sin comentarios

Cuando surge el miedo a volar, en ocasiones se debe a que se ha tenido un mal vuelo. No obstante, en muchos casos, la dificultad aparece sin ningún motivo aparente. La edad media en la que surge es a los 27 años. La verdad es que muchos de nosotro...Leer más

Un avión de papel para los más pequeños

29 septiembre 2014 - Sin comentarios

Cómo hacer un Avión Planeador Nunca nos olvidamos de los más pequeños y de que a pesar que son unos valientes, a veces también tienen miedo. Siempre os recomendamos que al preparar un viaje también hay que preparar a la persona que tiene m...Leer más

Claustrofobia en el avión

27 marzo 2014 - 2 comentarios

El Manual diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-IV, APA, 1994) clasifica la claustrofobia en los Trastornos de ansiedad como una Fobia Específica, es decir: un miedo intenso y específico a situaciones y objetos concretos. Cuan...Leer más

Un poquito de relax

24 marzo 2014 - 4 comentarios

Muchas veces cuando nos vamos a la cama o cuando intentamos dormir en un avión aparecen numerosos pensamientos y preocupaciones que hacen entrada en nuestra mente, empezamos a darle vueltas y no nos dejan dormir o tardamos bastante en quedarnos dorm...Leer más

Rebajar el nivel de estrés

3 marzo 2014 - Sin comentarios

Sabemos que es complicado cambiar los malos hábitos que nos llevan a estar estresados, porque además pensamos que nuestro día a día puede no funcionar de otra manera. Solamente os pedimos que lo probéis ver qué pasa: empecemos por rebajar...Leer más

Leer hace volar la imaginación

20 febrero 2014 - Sin comentarios

Es frecuente que nos llevemos un libro para leer en el avión. Algunos lo hacen por entretenerse y otros por distracción. La cuestión para que la distracción sea efectiva es saber leer bien, es decir, lograr conectar con la historia y que nuestro ...Leer más

Recuperar la alegría de vivir

10 enero 2014 - Sin comentarios

A veces, cuando nos enfocamos demasiado en un problema, lejos de conseguir solucionarlo, lo hacemos más grande. Es tal vez lo que a muchos os pase ante vuestro miedo a volar. Y es posible que, lejos de sufrirlo solo cuando un viaje se aproxime, sus ...Leer más

La suerte, el prejuicio y la ira no nos benefician

5 diciembre 2013 - Sin comentarios

Creer en la suerte o el destino, es sentarse a esperar que las cosas pasen sin hacer nada para lograrlo, sin luchar por lo que uno quiere. ¿Queréis conocer mundos nuevos? Es hora de superar el miedo a volar. Lo racional es ser activos y hacer que ...Leer más

Vivir el presente sin necesidad de aprobación: es bueno, ¿verdad?

7 noviembre 2013 - Sin comentarios

Vivir en pasado o futuro es la siguiente idea irracional que os explicaremos y que os ayudaremos a controlar. Mejor vivir en el presente y especialmente, ¡disfrutarlo! Y si hoy nos apetece viajar, ¿por qué el miedo a volar os va a frenar? V...Leer más

El Tai Chi: otra opción para relajarnos

13 agosto 2013 - 2 comentarios

El Tai Chi es un arte marcial ideal para la mejora y restablecimiento de la salud y nuestra condición física. Construye la herencia legada por los taoístas de la antigua China y consiste en una serie de ejercicios gimnásticos basados en la antigu...Leer más

44 escrito por José

14/9/2010

Vengo leyendo con interés tus artículos, Jorge, que, dicho sea, me convencen y me transmiten confianza. Éste último me llama mucho la atención, porque me desarma a la hora de canalizar o combatir de alguna forma racional el miedo a coger un avión que padezco. Espero que nos vayas dando pistas de qué hacer, ahora que nos confirmas que lo que veníamos haciendo era contraproducente. Estaré atento. Gracias y un saludo.

54 escrito por Jorge Mira

16/9/2010

Muchas gracias por tu comentario, José. La idea de este post es que los remedios con los que afrontamos nuestra fobia a volar suelen ser contraproducentes por la sencilla razón de que no atacan la raíz del problema y se limitan a intentar paliar sus síntomas. El ejemplo más claro es el de la evitación: al no volar, no experimentaremos ansiedad, pero estaremos “protegiendo” el mecanismo que la genera, de modo que cada vez tendremos más miedo a coger un avión. En ese sentido, la cuestión que debemos plantearnos no es qué podemos hacer para no pasarlo demasiado mal cuando volemos, sino cómo romper el mecanismo responsable de que lo pasemos mal. Aquí iremos presentando algunas técnicas, pero lo más importante es que dejemos de comportarnos como si hubiésemos “aceptado” que vamos a experimentar ansiedad y tomemos de una vez por todas la resolución de superar nuestro problema, retándonos a nosotros mismos para conseguirlo. Un cordial saludo.

55 escrito por José

17/9/2010

Gracias por la aclaración, Jorge. El miedo no se evita, se padece y se supera, ¿no? 🙂
Un saludo!

58 escrito por C. Rosa

18/9/2010

Hola, Jorge. He leído tu artículo y me resulta muy interesante. Aún así, me he quedado descolocada, pues entonces no sé cómo afrontar el vuelo de mañana. Soy consciente de mi miedo a volar, también que entro dentro del grupo de las personas que tienen mideo a cualquier accidente o incidente técnico, así como la incapacidad para controlar dichas situaciones mencionadas. Acostumbrada a ser responsable de muchas cosas profesional y familiarmente, adquirí el rol del control y un día de tormenta, mientras viajaba, el miedo se apoderó de mí y no he conseguido disiparlo. A pesar de haber ido a terapia. La intensidad es menos, pero sigue estando ahí. Uso música durante el vuelo de MDR, en concreto de relajación guiada. En el despegue, unas gomas elásticas en la palma de la mano y la suelto, el pequeño dolor que produce, distrae mi mente momentáneamente (esta técnica es de un libro y ambas por consejo del psicólogo). También me dijeron que una vez que estuviera en el aeropuesto, valorara si necesitaba tomarme un valium o no. De todos modos, veo que no lo consideras positivo. Me podrías orientar un poco. No sé si llegaré a tiempo de tu respuesta, ya que vuelo mañana, tras 3 años y medio donde ya usé las técnicas mencionadas y no lo pasé tan mal como en los 2 años anteriores. Decir que 6 años atras viajaba con una alegría increíble, pues me encantaba viajar, y de forma bastante asidua, hasta el incidente mencionado más arriba.
Un saludo y gracias de antemano.

61 escrito por Jorge Mira

19/9/2010

Hola, C. Rosa. Si crees que necesitas poner en práctica esos remedios, no lo dudes y hazlo. Aunque lo ideal sería enfrentarse al miedo “a pelo”, ya que ésta es la única manera de atacar su raíz, todos sabemos que resulta muy difícil. Pero piensa que con dichos remedios sólo estás intentando controlar tus reacciones, cuando lo que habría que hacer es tratar de destruir el bucle de retro-alimentación entre la interpretación negativa que le diste a lo que sucedió aquel día de tormenta (“vamos a tener un accidente”) y la ansiedad que tal interpretación te generó, porque ese bucle es el responsable de tus reacciones actuales. Y hay otra cosa más: tú misma sitúas la adopción del “rol del control” en la base de tu fobia a volar; pues bien, el intento de controlar tus reacciones es otra manifestación de ese deseo de tenerlo todo bajo control, así que puede decirse que aquello que generó tu miedo a volar está definiendo la forma en que hoy en día tratas de manejarlo, de manera que lo que consigues es reforzar el núcleo del miedo. En efecto, todos sabemos que cuanto más nos esforzamos por controlar algo, más se rebela. Entonces, ¿por qué no probar a no controlarlo?, ¿a dejar que las cosas sigan su curso natural y, exentas de obstáculos, vuelvan a su cauce?
De todos modos, si crees que no eres capaz de enfrentarte al miedo “a pelo”, usa tus remedios, pero variando su aplicación o incluso disminuyéndola para ver lo que ocurre. Desde aquí te mandamos muchos ánimos.

62 escrito por Jorge Mira

19/9/2010

Hola, José. Efectivamente, el miedo se padece y se supera: piensa que el tratamiento que se considera más efectivo para las fobias específicas, entre las que, como sabemos, se encuentra la fobia a volar, es la exposición en vivo a la situación temida. Afrontar las cosas que nos dan miedo, decidirnos a experimentar ese miedo durante unos instantes, es la única manera de superarlo. Y evitarlas, no querer experimentar en absoluto ese miedo, es aquello que genera el problema, el miedo al miedo que coarta nuestra vidas. Un abrazo.

86 escrito por C. Rosa

25/9/2010

Hola, Jorge! Ya estoy de vuelta. Me gustaría comentar mi experiencia. Tal vez le resulte útil a alguien o le anime a volar a pesar del miedo. En el vuelo de ida no tomé absolutamente nada y tampoco hice nada con el elástico (que ya había usado en una ocasión anterior a la actual, tras haber adquirido el miedo). Me dediqué a respirar y dejar que vinieran las sensaciones y emociones. Una vez instaladas, yo misma intenté razonar hasta qué punto resultaban viables. Si pensaba que el avión se iba a caer, por ejemplo, pues asumía que era una opción y que yo no podía hacer nada al respecto, pero que lo más probable (a pesar de mis temores) es que lo que tuviera que suceder, sucediera. A la vuelta iba un poco más asustada porque el día anterior se nos escapó el avión y eso me generó un poco de tensión. Al despegar tuve que respirar abdominalmente para relajarme un poco y hubo más baches (como los llamo yo), al principio se apoderaron de mí ideas que no me ayudaban nada a tranquilizarme, pero al par de minutos (tras pasarme por la cabeza la idea de que no creo que exista en el mundo un piloto que quiera volar para matarse) me tranquilicé hasta el punto de dormir durante todo el vuelo. La sensación: como si hubiera cogido un autobus y nada más. También es cierto que no suelo sudar en exceso, ni tener sensaciones muy extremas. Ahora que he vuelto a viajar debo decir que es una sensación maravillosa y que a los mandos van personas ampliamente cualificadas. Nosotros sólo podemos sentarnos y esperar a llegar al sitio de destino. Creo que aún me queda mucho por viajar hasta conseguir que el miedo se disipe o se convierta en algo mínimo.

90 escrito por Roser

27/9/2010

Antes que nada Rosa …. FELICIDADES !!!!! Eres una campeona !!!!! Estaba ansiosa por saber cómo te había ido 😉
Y sin tomarte nada !!!! Fantástico !!!
Qué ganas tengo de volar de nuevo y poner en práctica tus consejos, juntamente con los de Jorge y poder “disfrutar” más de los vuelos 😉
Muchas gracias Rosa por compartir tu nueva experiencia. GRACIAS !!!! Y …. por supuesto que ayuda …. a mi me has ayudado !!!!
Y ahora …. búscate una excusa para el siguiente vuelo !!!! (para ratificar que tus miedos van mejorando) 😉 SUERTE !!!

93 escrito por Jorge Mira

28/9/2010

¡Hola, C. Rosa! Nos alegramos mucho de que te haya ido tan bien y esperamos que tus próximos vuelos sean todavía mejores. Seguro que tu experiencia servirá de gran ayuda a los demás.

102 escrito por C. Rosa

30/9/2010

Cuánto me alegra, Roser, quen mi comentario te resulte de utilidad. Te animo a volar y sentirte libre. Mirar las nuber y soñar. Sentir las bajadas y subidas de altitud como si estuvieras en una montaña rusa y así poder disfrutar de eso que se siente en la boca del estómago como algo natural. Por que te contaré un secreto, todo el mundo lo siente por lo que he podido contrastar (me refiero a la especie de palpitación en la boca del estómago cuando se producen bajadas de altitud). Todavía me queda mucho, es la 4º vez que viajo desde que tengo miedo (2 viajes de ida y vuelta). Tiempo al tiempo y con cariño. ¡Ánimo Roser! Ya me contarás.
Jorge, muchas gracias por tus palabras y tus deseos. ¡Ojalá sea así, seguro que sí! Un abrazo y reitero las gracias por todo.

127 escrito por José Luis

11/10/2010

Desde que voy leyendo el blog del Sr. Mira me animo más a utilizar el avión como medio de transporte- Hasta ahora siempre lo he utilizado por necesidad, pero sin agradarme la idea de volar. Espero que sus comentarios continúen en el futuro.

Publica un comentario

Nos encantará conocer tu opinión, pero primero tenemos que indicarte que los comentarios están moderados, y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos a los autores, a cualquier otro comentarista o la empresa propietaria de esta página. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades o suplantando a otros comentaristas. También, procura que tus opiniones estén relacionadas con esta entrada. Los comentarios off-topic, promocionales, o que incumplan todas estas normas básicas serán eliminados.

Deja un comentario

He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad. (Requerido)