A evadirse a lo grande en Baviera

19/10/2017

Ruta en coche por Baviera, en Alemania

Alemania. País que suena a brindis espumoso y a jugosas carnes, a rutas en coche por sus confines, a Selva Negra, a largas y cómodas carreteras que invitan a desaparecer, a una (La) gran evasión. Alemania nos sugiere un viaje, sinónimo de fortuna, y nos recuerda la suerte que es huir sin que te persigan.

Te proponemos una ruta en coche por la Baviera de cine, ya que el país germano hace un ruido a películas un tanto clásico y algo dramático. Entre Sonrisas y lágrimas te animamos a que elijas tu propia aventura, animándote a que pongas en marcha los preparativos de un viaje cuya casilla de salida es Múnich.

La ruta

Todo pequeño relato de un viaje en coche por Alemania y el cine debería empezar con la definición de un itinerario, como si de uno de esos juegos de unir los puntos se tratara. Lo llamaremos “ruta la gran evasión”, siendo las paradas más importantes Múnich, Grünwald, Murnau, Füssen, Oberammergau…

Múnich

La ruta que sigue los pasos de ese peliculón llamado La gran evasión (1963) arranca en Múnich, donde se rodó una de las escenas de trenes de la cinta. Fue en una de las líneas del cercanías de la ciudad bávara, no muy lejos de la parada de Obermenzing. Aparte de por el subidón cinéfilo, en los alrededores de la estación vale la pena visitar el Schlosspark Nymphenburg.

A diez minutos a pie descubrirás un parque de cuento donde todo es tan bonito que roza la perfección de un decorado cinematográfico. Ve sin prisas, dispuesto a evadirte entre lagos, castillos, fuentes, bancos y verde, mucho verde; sólo así saborearás hasta la raíz este gran lugar para hacer fotos del Múnich más idílico.

¡Imprescindible!

Grünwald

Tu siguiente parada será la Bavaria Filmstadt o Ciudad del cine de Baviera, lugar de peregrinación para los amantes del cine. Aunque los Estudios Bavaria -los más grandes de Europa- no nacieron ayer, siguen vivos y coleando.

Sus paredes y recovecos vieron filmar películas de la talla de La gran evasión (1963), Sonrisas y lágrimas (1965) o La Historia Interminable (1984). Las instalaciones, situadas a las afueras de Múnich (Bavariafilmplatz 7), abren sus puertas al público, contagiando la emoción por el cine; podrás sumarte a una de las visitas guiadas que se programan a diario, que, a bordo de un pequeño tren, atraviesan decorados famosos como los de la pintoresca aldea de Astérix y Obélix. Otra visita estrella del recorrido es el inquietante submarino de 57 metros de largo de la película Das Boot.

Entretenido.

Murnau

A poco más de una hora en coche de Múnich (unos setenta kilómetros) se encuentra este pueblo idílico que, pegado al lago Staffelsee, se postula como uno de los más bonitos de Baviera: querrás hacer una parada en ruta en esta población tan alegre, que por algo enamoró a los expresionistas alemanes, recreándola en muchos de sus cuadros.

En Murnau, como buen pueblo ribereño, una ruta en piragua deviene una actividad de obligado y merecido cumplimiento. Así, y de ninguna manera mejor que así, apreciarás los colores de sus casas, la luz del sol asomándose entre las montañas y los reflejos del conjunto en el lago.

Füssen

Tu ruta retomará los senderos del cine y seguirá hasta arribar a Füssen, a casi dos horas desde Múnich.

La culpa de que te detengas en Füssen seguirá siendo de La gran evasión: allí se rodaron las míticas escenas en motocicleta protagonizadas por Alexander McQueen. La población tiene mucho de interesante, aunque la ciudad no escapa a la fama mundial de su castillo de cuento: el de Neuschwanstein, que inspiró el creado por Walt Disney.

Tan romántico…

Oberammergau

Tras 45 minutos de ruta rápida, la aventura continuará en otro de los pueblos más deseados de Bayern, famoso por las fachadas de sus casas, incluso más exhibicionistas que las de Murnau: hablamos de Oberammergau, conocido por la calidad y cantidad de frescos que decoran los exteriores de varias de sus viviendas.

Alucinarás con su colorido.

Extensión de la ruta: excursión Sonrisas y lágrimas

Llegados a este punto, damos por finiquitado tu itinerario de cine por Baviera. ¿Que dispones de más tiempo y te apetece alargar la ruta? A menos de dos horas de Múnich se encuentra Berchtesgaden, lugar de rodaje de la cantarina película estrenada en 1965: valdrá la pena por explorar el Parque Nacional de Berchtesgaden, único alpino alemán de estas características. Es parte de la Reserva de la Biosfera de Berchtesgaden, reconocida por la UNESCO desde 1990.

“Tienes que vivir la vida para la que naciste. Escala todas las montañas. Busca por doquier. Caminos sinuosos. Y cada senda que veas.”

Foto | Golf Resort Achental Team