Viena al fresco

17/07/2019

Viena en verano

Uno más dos más tres es igual a Viena en verano. Hoy vamos a contarte seis verdades de los meses estivales en la capital de Austria, cuando todo pasa en la calle. Más concretamente, vamos a recomendarte una experiencia diferente durante la que brindarás porque te hayamos alejado del asfalto, dos eventos culturetas de pro y tres sitios de Viena que son para el verano.

Una experiencia diferente en Viena

Empezamos escapando. Te proponemos que le digas adiós a la ciudad durante unas horas de tu viaje y que dirijas tu atención al campo, al verde. ¿Cómo? A la vienesa. A bordo de un tranvía, al que los locales se refieren como “Bim”, con el que cruzarás al otro lado del Danubio y comenzarás una aventura cargada de sabor.

El tranvía número 31 recorre una pintoresca ruta, que es parte de lo que te recomendamos paladear, que va desde Schottenring hasta la región vinícola de Stammersdorf, entre viñedos y paisajes bonitos. Su centro acoge varias íntimas tabernas; elige alguna de los rústicas “Heuriger” y simplemente, disfruta de tu viaje.

Dos eventos culturetas de pro en Viena

IberiaTheater am Spittelberg (Spittelberggasse 10). Hasta el 30 de septiembre.

El tiempo es bueno en Viena, por lo que apetecen planes en la calle. Buscamos algo especial que pase solo en esta época del año, y nuestros pasos nos conducen al auditorio de verano en el Theater am Spittelberg.

El Theater am Spittelberg no es un espacio cualquiera. Se trata de un antiguo «pawlatschentheater», un patio interior vienés donde se llevaban a cabo todo tipo de obras teatrales. Durante el festival de verano, los conciertos, el cabaré y las risas desbordan el escenario, que cada noche cobra vida de la mano de los mejores artistas austriacos e internacionales.

El teatro se encuentra en el corazón del revitalizado barrio Biedermeier, a unos pasos del «MuseumsQuartier» (del que luego te hablaremos). Este distrito acoge en su seno a una gran cantidad de restaurantes, cafeterías y bares, muchos de los cuales cuentan con  terrazas, algunas escondidas en patios traseros, que son perfectas para las tardes de verano. Encontrarás sus «Schanigärten» (nombre que reciben en Viena las terrazas al aire libre) entre las calles Breite Gasse y Sigmundsgasse, lugares acogedores que invitan a comentar qué nos ha parecido el día, a planear la ruta del día siguiente, o a compartir una charla viajera para saborear lo que más nos ha gustado de Viena, la foto mental que nos llevaremos.

Vienna Biennale for Change 2019. Hasta el 6 de octubre.

Este evento que se celebra en Viena en verano cuenta con una misión muy clara: es el primer evento de su tipo que combina arte, diseño y arquitectura, todo en aras de generar ideas creativas y proyectos artísticos para ayudar a mejorar el mundo. No está mal.

Vuelos a Viena

La “Vienna Biennale for Change 2019” extiende sus tentáculos por localizaciones diversas de la ciudad (MAK, Kunsthalle Wien, Architekturzentrum Wien, entre otras), así que ya tienes una excusa para conocerlas.

Tres sitios de Viena que son para el verano

Tres centros neurálgicos de la ciudad que en verano cobran una vida especial:

El MQ o MuseumsQuartier  o Barrio de los Museos

Viaje a Viena

El orden de los nombres no altera el producto de uno de los complejos culturales más grandes del mundo. Desde abril hasta finales de septiembre allí pasa de todo: festivales, conciertos, una pista de petanca… Atentos también a las sorpresas del Festival frame[o]ut, que cada viernes por la noche desde mediados de julio y hasta principios de septiembre hará que pasen cosas en el cine de verano del MQ. Otro as en la manga del Barrio de los Museos es el minigolf efímero: el parque interactivo de esculturas MQ Amore volverá a invitar a la práctica en la calle de tan divertida actividad.

El Canal del Danubio

Aquí encontrarás esas terrazas de verano que tanto ansías. Y es que el río en Viena es un gran compañero, especialmente estos meses. Es el lugar perfecto para relajarse y alegrar las cálidas noches de verano.

Playas de arena, una piscina al aire libre, música, cócteles desde una tumbona o una comida deliciosa y con las mejores vistas. Si buscas ambientazo, sitios que se llenan de gente guapa, de vieneses deseosos de aprovechar el sol del atardecer, entonces anda y muévete a lo largo del canal del Danubio.

El palacio del Schönbrunn

Pocos lugares de Viena tienen un significado tan especial en verano. Acércate a la que fuera la residencia estival de la familia imperial y deléitate con una de las construcciones barrocas más hermosas de Europa. El Versalles vienés es de lo más en Austria, y su fantástico jardín resulta muy, muy refrescante.

Nos despedimos, no sin antes recalcar que hemos conseguido movernos por Viena sin citar ni a Mozart ni la ópera. Ahora te toca a ti viajar en verano a la capital de Austria; sorpréndete con las temperaturas cálidas, el sol radiante, la vida en la calle, la alegría y, en general, la vida. Relaciónate con Viena y vuela.  

Fotos:  Peter Kainz/MAK; Strandbar Herrmann; Herta Hurnaus; Turismo de Viena/Flora Hübl | Marita Acosta