5 cálculos que se hacen cuando se planifica un vuelo

15/05/2024

Cuando se realiza un plan de vuelo hay numerosos factores que entran en juego: desde la climatología hasta la ruta pasando por el combustible, los protocolos aeroportuarios y un largo etcétera. Y, entre todos esos elementos, hay una serie de cálculos que la tripulación debe realizar para que el vuelo opere bajo las máximas garantías de seguridad. En este artículo vamos a ver esos cálculos matemáticos en la planificación de un vuelo.

Punto de mismo tiempo

El punto de mismo tiempo o ETP (Equal Time Point por sus siglas en inglés) es, en sentido estricto, aquel punto en el que la aeronave tarda lo mismo en llegar a destino que en volver al punto de origen. También se puede establecer un ETP en un tramo concreto del vuelo y no en el trayecto entero.

Pero vamos a lo importante: si fuéramos literales, al trazar la ruta el ETP se encontraría en el punto medio exacto… y no suele ser así. Lo sería si el viento estuviera en calma, pero esto rara vez ocurre. Debemos tener en cuenta, para hacer el cálculo, el factor viento.

Contamos, pues, con los siguientes factores:

  •     la distancia entre el punto de partida y el punto de llegada (sea la ruta completa o un tramo de la misma) y que se consigna como DIST;
  •     la velocidad del avión de vuelta al aeropuerto de origen, que será GSH;
  •     la velocidad del avión hacia el aeropuerto de destino (GSO).

Y la fórmula quedaría así:

ETP=DISTxGSH/GSH+GSO

Al consignar, por una parte, la velocidad de ida y, por otro, la de vuelta en el trayecto que se va a cubrir, hemos metido el factor viento, que jugará a favor en un sentido y en contra en el otro.

Punto de vuelta segura

Otro de los cálculos que se hacen en la planificación de un vuelo es el point of safe return (PSR) o punto de vuelta segura. El PSR es aquel punto de la ruta desde el cual la aeronave podría volver al aeropuerto de origen con las reservas de combustible intactas.

En esta operación matemática los elementos que entran en juego son:

  •     Autonomía del avión (expresada en horas) menos las reservas de combustibles y que se consigna como END;
  •     GSH o velocidad del avión volviendo al punto de origen;
  •     GSO o velocidad del avión hacia el punto de destino.

La fórmula para calcular el punto de vuelta segura será:

PSR=END-FRxGSH/GSH+GSO

Punto de no retorno

Teniendo en cuenta el umbral obtenido en el cálculo anterior, conoceremos el punto de no retorno o point of no return (PNR). En navegación aérea PNR es, pues, el punto en la ruta a partir del cual un avión no podría volver a su punto de origen y debería optar por otro destino distinto a ese. El punto de no retorno determina la distancia máxima a la que nos podemos alejar de donde despegamos.

Como hemos visto en las dos fórmulas anteriores, el cálculo no es lineal; es decir, no es tan sencillo como calcular cuándo queda exactamente la mitad de combustible, ya que entran en juego los factores velocidad de ida y velocidad de regreso. La climatología y el viento a favor o en contra determinan dichas velocidades.

Punto máximo de ascenso

Conocido por sus siglas en inglés, TOC (top of climb), el punto en el que la aeronave alcanzará la llamada altitud de crucero desde la fase de despegue.

Para calcular el TOC deberemos tener varios factores en cuenta:

  •     elevación sobre el nivel del mar del aeropuerto del que despegamos;
  •     altitud a la que queremos subir;
  •     régimen de ascenso (velocidad de ascenso);
  •     velocidad horizontal;
  •     climatología.

Primero, debemos dividir lo que se eleva el avión por el régimen de ascenso expresado en minutos. Los metros (o pies) totales de elevación resultarán de restar la altitud sobre el nivel del mar del aeropuerto de despegue. Así obtendremos la velocidad:

Tiempo=(altitud final-altitud inicial)/régimen de ascenso (pies por minuto)

Por otra parte, el tiempo por la velocidad nos dará el TOC. Así:

TOC (en millas náuticas)=Tiempo x Velocidad (en nudos)

En un plano ficticio, el viento no se tiene en cuenta; pero el piloto sumará o restará a la velocidad en la operación dicho viento, según si juega a favor o en contra de la dirección de vuelo.