¿Nos aceptamos al completo?

07/10/2020

EmotionComo os contábamos, la falta de autovaloración es una de las causas que pueden hacer que no controlemos nuestras emociones. Es común que, como mucha gente en esta sociedad, se haya crecido con la idea de que está mal amarse a sí mismo, que eso es egoísmo.

Pero el amor a los demás está relacionado con el amor que nos tenemos a nosotros mismos. El amor es una palabra que tiene tantas definiciones como personas hablaron de él. La definición que por el momento más nos gusta es la de DYER:

«Amor es la capacidad y la buena disposición para permitir que los seres queridos sean lo que ellos elijan para sí mismos, sin insistir en que hagan lo que a ti te satisficiera o te gustase»

Hay muy pocas personas que pueden aplicarse esta definición a sí mismos. Cuando hayamos reconocido lo que valemos y lo buenos que somos no tendremos necesidad de que los demás apoyen y refuercen nuestro valor ajustando nuestra conducta a sus instrucciones.

Si logramos amarnos a nosotros mismos y somos capaces de amar a los demás y de hacer cosas por los otros al poder dar y hacer cosas para nosotros mismos, solo entonces no tendremos problemas para amar o dar, ,no lo haremos porque esperamos retribuciones o gratitud sino por el verdadero placer que se siente al ser generosos y amantes. Hay que destruir los pensamientos irracionales de que se tiene un solo concepto de sí mismo y que éste es positivo o negativo siempre. Es tan absurdo hacer que lo que nosotros valemos dependa de algún logro externo, como lo es hacer que dependa de la opinión de otros. El resultado final de cualquier actividad o empresa que realicemos no determinará de ninguna manera nuestro valor como persona.

La falta de aceptación de nuestro cuerpo es otro de los temas que pueden hacernos perder el control emocional. Que no nos guste nuestro cuerpo no debe significar que no nos aceptemos a nosotros mismos. Nosotros somos nuestro cuerpo. Si los rasgos físicos que nos desagradan pueden ser modificados, hagamos que cambiarlos sea una de nuestras metas. Las partes que desapruebes y que no se puedan cambiar pueden ser vistas con una óptica diferente. Rechacemos las comparaciones y las opiniones de los demás, importa sólo lo que para nosotros es válido.

Intentad pensar en estos dos conceptos, ¿aceptamos de nosotros mismos todo lo necesario? Es impostantísmo querernos y cuidarnos para sentirnos seguros y con control de nuestra vida.