Cómo aliviar el miedo a volar: estrategias prácticas para reducir el estrés pre-vuelo

04/12/2023

El miedo a volar es más común de lo que parece, y a menudo va acompañado de  altos niveles de estrés. Si solo pensar en subirse a un avión te provoca ansiedad, es hora de explorar estrategias prácticas para disminuir esa tensión pre-vuelo y aprender a regular tus emociones. Aquí van algunas técnicas para reducir  el estrés pre-vuelo o aliviar el miedo a volar. 

1. Conoce el Proceso de Vuelo

La falta de familiaridad con el proceso de vuelo puede alimentar el miedo. Investiga sobre cómo funcionan los aviones, las medidas de seguridad estándar y la rutina del vuelo. El conocimiento disminuye la incertidumbre y, por ende, reduce el estrés.

2. Desarrolla Técnicas de Respiración Profunda

Las técnicas de respiración profunda son una herramienta poderosa para reducir el estrés. Practica la respiración abdominal: inhala profundamente por la nariz, retén la respiración por unos segundos y exhala lentamente por la boca. Repite este proceso para calmar tu sistema nervioso.

3. Visualización Positiva

Antes del vuelo, cierra los ojos y visualiza un viaje exitoso y tranquilo. Imagina cada detalle, desde el despegue hasta el aterrizaje. Esta técnica de visualización positiva puede contrarrestar las imágenes negativas asociadas con el miedo a volar.

4. Establece un Plan de Desensibilización Gradual

Si el miedo es abrumador, establece un plan gradual para enfrentarlo. Comienza por familiarizarte con imágenes de aviones, luego pasa a ver vídeos sobre vuelos y, finalmente, considera un vuelo corto. Desensibilizarte progresivamente puede hacer que la experiencia sea menos aterradora.

5. Busca Apoyo Social y Profesional

Compartir tus temores con amigos, familiares o profesionales de la salud mental puede aliviar la carga emocional. A menudo, el simple hecho de expresar tus preocupaciones puede ser un primer paso crucial hacia la superación del miedo.

La terapia cognitivo-conductual (TCC) y la Desensibilización y Reprocesamiento por Movimientos Oculares (EMDR) son enfoques terapéuticos efectivos para abordar el miedo a volar. Cuando hablamos de miedos muy limitantes, la psicoterapia siempre será la mejor opción.

 

Aliviar el miedo a volar no es solo posible, sino también alcanzable con enfoques prácticos. No dudes en probar diversas estrategias y ajustarlas según tus necesidades. Recuerda que el proceso de superación puede llevar tiempo, pero cada pequeño paso te acerca a la libertad de volar sin ansiedad. ¡Adelante, tú puedes lograrlo!

 

¡Feliz vuelo!