Despegue con éxito: cómo la preparación puede reducir la ansiedad pre-vuelo

09/02/2024

El despegue de un vuelo, aunque emocionante para algunos, puede generar ansiedad en otros. La combinación de lo desconocido, la anticipación y la falta de control puede desencadenar respuestas de estrés. Sin embargo, mediante una preparación adecuada, es posible reducir significativamente la ansiedad pre-vuelo. En este artículo, explicaremos estrategias prácticas para despegar con éxito y disfrutar de la experiencia de vuelo desde el primer momento.

Estás son las 6 recomendaciones que te doy si el momento del despegue se te sigue resistiendo.

  1. Recoge toda la información que necesites con anticipación:

La ansiedad a menudo surge de lo desconocido. Informarte previamente sobre el proceso de vuelo, las normativas de seguridad y el itinerario puede proporcionarte una sensación de control y familiaridad. No dejes de hacerlo si sientes que lo necesitas.

  1. Planifica el itinerario:

Organizar y planificar el itinerario con anticipación puede aliviar la ansiedad. Conocer los horarios de vuelo, conexiones y tiempos de espera te permite anticiparte y prepararte para cada etapa del viaje. Por eso puede serte muy útil tener un plan detallado de la jornada de viaje, eso sí, siempre sin obsesionarse ni llevándolo al extremo.

  1. Empaque consciente:

La elección de qué meter en la maleta  puede influir en la ansiedad pre-vuelo. Realizar una lista de elementos esenciales y empacar de manera organizada puede ofrecerte más tranquilidad de la que imaginas. Asegurarte de tener todos los documentos importantes, dispositivos electrónicos cargados y objetos personales disponibles puede ayudarte a tener un viaje mucho más relajado. No lo dejes para el último momento.

  1. Usa estrategias de manejo del estrés antes del vuelo:

Incorporar técnicas de manejo del estrés en la rutina pre-vuelo es fundamental. La meditación, la respiración profunda y el yoga son métodos eficaces para calmar la mente y reducir la ansiedad. Estas prácticas te ayudarán a mantenerte en calma y te aportan una sensación de equilibrio emocional.

  1. Enfócate en la visualización positiva:

Visualizar el vuelo de manera positiva puede cambiar tu perspectiva y reducir la ansiedad. En lugar de enfocarte en posibles contratiempos, imaginar un despegue suave, un vuelo tranquilo y un aterrizaje seguro es indispensable para ayudarte a establecer una mentalidad más optimista y relajada.

  1. Estrategias de Entretenimiento:

Preparar actividades de entretenimiento puede distraer la mente y reducir la ansiedad. Descarga música, películas, libros o aplicaciones relajantes antes del vuelo para mantenerte ocupado y disfrutar del tiempo en el aire.

Todas estás recomendaciones pueden ayudarte a manejar mejor la ansiedad a la hora de volar, pero recuerda que si esto es un problema que limita tu vida, la solución definitiva pasa por abordarlo en terapia. No hay atajos cuando se trata de la salud y el bienestar.

¡Feliz vuelo!